Bonadio ahora quiere saber cómo fue la licitación del Paseo del Bajo

22 de agosto, 2019

El juez federal Claudio Bonadio ahora parece avanzar en dirección contraria y emitió una orden exigiendo a Autopistas Urbanas S.A. (AUSA), cuyo principal accionista es el Gobierno de la la Ciudad de Buenos Aires, entregue toda la información sobre cómo fue el proceso de licitación para la megaobra del Paseo del Bajo. El paso siguiente sería un allanamiento.

 

La denuncia penal inicialmente fue presentada por Cecilia Segura Rattagan, presidenta de la Auditoría General de la Ciudad de Buenos Aires, ante la Procuraduría de Investigaciones Administrativas que encabeza Sergio Rodríguez.

 

Rodríguez denunció a los gobiernos de Nación y Ciudad por la sospecha de direccionamiento del principal tramo de la licitación que comenzó en 2016.

 

Entre otros puntos, la denuncia dice que la empresa IECSA, que era propiedad de Ángelo Calcaterra, primo del Presidente de la Nación, fue la beneficiada con la construcción de un tramo de la obra por el que se presupuestaron $ 4.480 millones, pero la empresa lo cotizó en $ 3.183 millones. IECSA luego fue vendida a Marcelo Mindlin.

 

La licitación según detalla el informe de la Auditoría porteña en base al cual Rodríguez presentó la denuncia ante la justicia federal, se dividió en tres tramos: A, B y C. El tramo C era el más caro y el más codiciado por las empresas. A diferencia de lo que estaba pactado, el tramo que primero se adjudicó no fue el más caro, sino el de menor valor. Y lo ganó la empresa Corsan Corvian Construcciones con una oferta de $ 1500 millones. Segunda quedó IECSA.

 

En un primero momento el expediente le había tocado al juez Sebastián Casanello pero había una denuncia similar anterior en el juzgado de Bonadio, quien quedó a cargo del caso.

 

En el escrito de la denuncia fueron señalados el jefe de Gobierno de la Ciudad Horacio Rodríguez Larreta, el ministro de Transporte nacional, Guillermo Dietrich; el ministro de Desarrollo Urbano porteño, Franco Moccia, el presidente y la jefa de Compras de AUSA, Carlos Frugoni y Natalia Bustos, “y demás funcionarios públicos y particulares que resultaren responsables”.

 

La fiscal que investiga junto a Bonadio es Alejandra Mángano, quien impulsó el caso y le solicitó colaboración a Rodríguez. Ya había habido un procedimiento similar en el que se incautó documentación en AUSA, que fue la que organizó la licitación.

 

Para el fiscal Rodríguez debe investigarse la “alteración sustancial de la licitación”, mediante circulares “inconsultas” que muestran “una maniobra burda e insólita, sospechosa per se”.

 

El Paseo del Bajo es un corredor vial de 7,1 kilómetros que conecta las autopistas Illia y Buenos Aires-La Plata. Está ubicado entre las arterias Alicia Moreau de Justo – Avenidas Huergo-Madero y tiene cuatro carriles exclusivos para camiones y micros de larga distancia, lo que permitió circular más rápido hasta los accesos directos al puerto y a la Terminal de Retiro. Además, cuenta con 8 carriles para vehículos livianos, cuatro en sentido norte y cuatro en sentido sur.

 

La obra fue financiada con fondos propios de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y de Nación; y en un porcentaje mayor, por un préstamo internacional del Banco de Desarrollo de América Latina CAF.

 

Dejá un comentario