Sin el agro, el PIB caería 2,5% en 2019

23 de julio, 2019

Redrado economía crisis

La actividad económica volvería a contraerse en 2019 y, según los cálculos de la Fundación Capital (FC), la caída será de 1,3% interanual. El fuerte impulso del agro (con un crecimiento de nada menos que 23%) no será suficiente para revertir la baja en los otros sectores. Si bien el primer cuarto de 2019 habría marcado el piso de la recesión, dice la FC, el crecimiento (recuperación, técnicamente) es tenue y “por el momento sólo algunos datos aislados de la actividad económica muestran una desaceleración en el ritmo de caída o leves incrementos mensuales”.

 

Hay sectores que aun caen a tasas chinas, o incluso superiores. Así lo muestra, por ejemplo, la industria (que se retrajo 6,9% interanual en mayo) o las importaciones, con las cantidades cayendo arriba de 20% en el mismo mes. El consumo, el motor clave de la economía, tampoco levanta. Abriendo la serie, la situación es preocupante. “La economía continúa en los niveles que tenía siete años atrás”, dicen desde FC.

 

Datos y sectores

 

“En los primeros seis meses de 2019, la caída del producto habría sido del 3,3% interanual, suavizada por el aporte del agro (+4,4 puntos en el segundo trimestre). En el segundo semestre, la actividad económica mostraría una tenue mejora (0,9%), en un marco de menor base de comparación y un leve repunte en el poder de compra, por lo que el año finalizaría con una caída anual del 1,3%”, concluyen. Sin el aporte del agro, dicen desde la FC, “la actividad económica se contraería en más de 2,5% en 2019”.

 

El motivo es que el comercio y la industria, ambos sectores pesados, la siguen pasando mal. En conjunto, le restarían 1,5 puntos al PIB.

 

  • “Con respecto al primero, el mal desempeño que viene verificando desde junio de 2018 se correlaciona con la fuerte caída en el poder adquisitivo. En efecto, en el primer semestre la masa salarial (ingresos por cantidad de personas) tanto del sector privado registrado, como del sector público y de los perceptores de la seguridad social se contrajo fuertemente. A partir de septiembre, tanto los salarios del sector privado registrado como los ingresos de la seguridad social comenzarían a evolucionar por encima de la inflación y, en la segunda mitad del año, la masa salarial total crecería levemente en términos reales (1,7%), finalizando, de cualquier modo, con una contracción en torno a los cinco puntos en el año. En este sentido, el sector de comercio si bien comenzaría a verificar a partir de julio una desaceleración en su caída, cerraría el 2019 con una contracción en torno al 6,5%”, dice el reporte.

 

  • Por su parte, en lo que respecta a la industria manufacturera, son varios los factores que inciden en que acumule más de un año en caída. “Por un lado, se encuentra la menor demanda interna. A ello se suman los elevados costos de financiamiento, por las elevadas tasas reales positivas. En efecto, en junio, la tasa promedio de adelantos en cuenta corriente para personas jurídicas fue del 71,85% nominal anual mientras que, para pymes, la misma ascendió a 77,28%. A eso se agrega una recuperación cada vez más moderada de la economía de nuestro principal socio comercial, Brasil. Así, la industria se contraería 4,6% en 2019, restando 0,7 punto al PIB”, agrega el trabajo de la consultora que lidera Martín Redrado.

 

  • El resto de los sectores que contribuirán negativamente a la actividad, aunque en menor medida, son los rubros de intermediación financiera, actividades inmobiliarias, empresariales y de alquiler, transporte y comunicaciones y construcción. Estos le restarían en conjunto 0,4 punto al PIB.

 

  • En conclusión, dicen, la leve mejora recién se percibirá en los próximos meses, pero no será suficiente para revertir la fuerte baja de la primera mitad del año.

 

Dejá un comentario