Nueva York despenaliza la marihuana y va por la legalización

30 de julio, 2019

El estado de Nueva York despenalizó el lunes el uso de marihuana recreativa, lo que significa que la posesión de pequeñas cantidades de la droga será castigada con multas en lugar de ir a la cárcel, un paso por debajo del objetivo del gobernador Andrew Cuomo de legalizar la marihuana.

 

Cuomo dijo que la medida también permitiría un mecanismo para borrar los registros de las personas que habían sido condenadas penalmente por poseer pequeñas cantidades de marihuana.

 

Once estados de EE.UU. más el Distrito de Columbia ya legalizaron completamente el uso de marihuana recreativa desde que Colorado lo hizo por primera vez en 2014. Otros 15 estados, incluida ahora Nueva York, lo despenalizaron.

 

“Al proporcionar a las personas que sufrieron y sufren las consecuencias de una condena injusta por marihuana un camino para que se eliminen sus registros, y al reducir las penas draconianas, estamos dando un paso crítico para abordar un proceso de justicia penal roto y discriminatorio”, dijo Cuomo.

 

Más de 360.000 personas fueron arrestadas por posesión de marihuana en el estado de Nueva York entre 2008 y 2017, según datos de la Oficina Federal de Investigaciones.

 

El gobernador demócrata dijo en diciembre que legalizar el uso recreativo de la marihuana era una de sus principales prioridades legislativas para 2019, lo contrario de su posición sobre el tema durante sus dos períodos anteriores. Argumentó que los ingresos por gravar el medicamento podrían ayudar a abordar una serie de necesidades, incluido el problemático sistema del subte de la ciudad de Nueva York, que necesita de forma urgente reparaciones y mejoras importantes.

 

Un informe estatal estimó que el mercado legal de la marihuana oscila entre US$ 1.7 mil millones y US$ 3.5 mil millones anuales.

 

“La despenalización fue lo mejor que pudimos obtener, sinceramente, pero es solo un paso. Después de todo, en ausencia de un mercado legal y regulado, todavía se lo está comprando a criminales ”, dijo ayer la senadora estatal Diane Savino al sitio Cannabis Wire.

 

Los esfuerzos de los legisladores de Nueva York para legalizar la marihuana colapsaron en junio en medio de un desacuerdo entre los demócratas sobre cómo regular la industria, lo que provocó la introducción del proyecto de ley de despenalización.

 

El hecho de no legalizar la marihuana pone de manifiesto una división entre los demócratas de Nueva York, que controlan ambas cámaras legislativas del estado después de capturar al Senado estatal en las elecciones de noviembre.

 

Pese a estos avances, en Estados Unidos la marihuana sigue siendo ilegal según la ley federal. Durante la administración del ex presidente Barack Obama, el gobierno de EE.UU. permitió en gran medida a los estados determinar cómo manejar el problema por su cuenta, pero el Departamento de Justicia bajo la presidencia de Donald Trump le dio el poder a los fiscales para hacer cumplir la ley federal incluso en estados donde la marihuana es legal.

 

Dejá un comentario