Macri procura repetir victoria en Bahía Blanca

30 de julio, 2019

Macri Bahía Blanca inflación

El presidente Mauricio Macri, estuvo en el inicio de la semana pasada en una de las grandes ciudades bonaerenses: Bahía Blanca. La decisión por parte del oficialismo de enfocar los esfuerzos en dicha ciudad no es caprichosa: Bahía es la ciudad cabecera de la sexta sección electoral, la más grande en términos de extensión geográfica y la cuarta en cantidad de electores (625.000) en donde el oficialismo logró cosechar buenos resultados tanto en 2015 como en 2017. Con un importante puerto, Bahía Blanca irradia su influencia sobre mucho de los distritos del suroeste bonaerense.

 

Allí, la gestión del actual intendente Héctor Gay, “fue de menor a mayor”, así lo reconocieron fuentes de Juntos por el Cambio ante El Economista. Desde el oficialismo bonaerense aseguran que Gay no tendrá dificultades para reelegir al mismo tiempo que afirman que la gobernadora María Eugenia Vidal, tiene una muy buena intención de voto, incluso por encima de Macri, cuya imagen se ha deteriorado al ritmo de la inflación y la economía, al igual que en otros centros urbanos del país.

 

Bahía Blanca ha sido desde siempre refractaria el peronismo. En 2003, López Murphy fue el más votado, y en 2007, Carrió.

 

La ciudad del sur bonaerense no ha escapado a los problemas de la macroeconomía, aunque algunas políticas puestas en marcha por el Gobierno Nacional han colaborado para atenuar su impacto. Por un lado, el impulso de las energías renovables que ha favorecido la instalación parques eólicos. Por otro, el puerto de Bahía Blanca conserva su carácter cerealero que le ha permitido captar la producción granaria de buena parte del sur de la provincia, y hoy es la vía por la cual se realiza el intercambio comercial de todo lo vinculado a la producción en Vaca Muerta.

 

En esa línea, el Gobierno planifica (sin fecha definida) la construcción del tren Nor Patagónico que apunta a vehiculizar la producción hidrocarburífera desde la provincia de Neuquén. Bahía Blanca será la ciudad cabecera de dicho ramal.

 

En materia electoral, la ciudad bonaerense ha sido históricamente refractaria el peronismo. En 2003, la candidatura de Ricardo López Murphy fue la más votada, y en 2007, la de Elisa Carrió.

 

El Frente de Todos tendrá como candidato al actual senador provincial, Federico Susbielles, quien además es el titular de la CABB (Confederación de básquet), un activo nada despreciable en una ciudad con larga tradición en dicho deporte.

 

Según la encuesta que realizó de Radio LU 2, la gobernadora está muy por encima de su competidor, Axel Kicillof. Los sondeos muestran que Vidal tiene hoy una intención de voto que ronda el 48%, mientras que el candidato del FdT, se ubica en torno al 29%.

 

En la categoría presidencial, Macri obtendría 38% imponiéndose sobre Alberto Fernández, que cosecharía el 30% de los votos. Pero quedan muchos indecisos.

 

En la categoría para la intendencia, Gay se ubica en el 35%, mientras Susbielles podría obtener el 30% de los sufragios. Según la encuesta mencionada, la contienda por la intendencia tiene todavía un 19% de indecisos.

 

En el oficialismo bahiense, confiaron ante este diario que las expectativas están puestas en que Gay supera la barrera del 47%, cuando en 2015, arribó a la intendencia.

 

Dejá un comentario