Libra en derrumbe histórico mientras los inversores se preocupan por el Brexit

31 de julio, 2019

La línea dura del nuevo gobierno del Reino Unido liderado por Boris Johnson en las negociaciones del Brexit está golpeando la libra, reflejando el creciente temor de los inversores de que el país pueda salir de la Unión Europea sin un acuerdo de salida.

 

Las preocupaciones sobre la interrupción económica han aumentado desde que Johnson se convirtió en primer ministro la semana pasada. Un alto funcionario que supervisa los preparativos sin acuerdo sacudió a los inversores durante el fin de semana con una declaración que dice que el gobierno británico está “operando bajo la suposición” de un Brexit sin acuerdo.

 

Dos días de fuertes ventas aumentaron el temor de que la libra esterlina se dirija hacia su nivel más bajo frente al dólar en más de 34 años. La moneda cayó a un mínimo de US$ 1.2091 el martes por la mañana, según datos de FactSet, antes de recuperar algo de terreno más tarde en el día.

 

La libra todavía está por encima de su punto más bajo desde la votación del Brexit, que fue de US$ 1.2065 a mediados de enero de 2017. Si supera ese nivel, la libra estaría más barata frente al dólar desde principios de 1985, cuando casi alcanzó la paridad.

 

La caída se produce a medida que los inversores y las empresas ajustan sus expectativas sobre el papel de Gran Bretaña en el comercio y los mercados mundiales.

 

Aunque los inversores habían valorado la elección de Johnson como primer ministro, la mayoría pensaba que su retórica y su voluntad de irse sin preparativos se suavizarían una vez que asumiera su residencia en 10 Downing Street. Johnson no viene mostrando indicios de querer retrasar la partida del Reino Unido.

 

“La gente había pensado que Boris Johnson podría suavizar su postura una vez que estuviera en el poder, pero ahora el mercado se está dando cuenta de que un Brexit sin acuerdo es una posibilidad muy real”, dijo a WSJ Seema Shah, estratega jefe de Principal Global Investors en Londres.

 

Johnson ganó el voto conservador para convertirse en líder del partido y luego sucedió a Theresa May como primera ministra la semana pasada. Desde entonces, nombró a un equipo de liderazgo repleto de Brexiteers, políticos decididos a salir de la UE en la próxima fecha límite del 31 de octubre por cualquier medio necesario.

 

Dejá un comentario