La inflación no es un problema para Brasil

23 de julio, 2019

Real brasil

En Brasil, el Indice de Precios al Consumidor Amplio-15 subió 0,09% en julio después de haberlo hecho al 0,06% en junio. Este índice mide la variación de los precios desde el comienzo de la segunda quincena de un mes hasta la finalización de la primera del siguiente, y en buena medida, anticipa el comportamiento mensual de la inflación. El acumulado de los últimos doce meses alcanzó a 3,27% mientras que en julio había sido de 3,84%.

 

Considerando las once regiones del país en las cuales se recolectan datos, en dos hubo deflación mientras que el mayor aumento de precios se produjo en Río de Janeiro (0,26%).

 

El Ministerio de Agricultura de Brasil autorizó ayer el uso de 51 nuevos agrotóxicos en el país y el número de pesticidas liberados en los siete primeros meses del Gobierno de Jair Bolsonaro alcanzó el récord de 290 productos.

 

El IPCA-15 subió 2,42% en lo que va del año y es otro dato más que ratifica que se cumplirá con la meta de inflación cuya tasa central es de 4,25%.

 

Los analistas del mercado, a los que consulta semanalmente el Banco Central para conocer sus proyecciones económicas estiman un inflación de 3,78% en 2019.

 

En ese contexto de estabilidad, el mercado espera que el dólar se cotice a 3,80 reales a fin de año, ligeramente por encima de su actual valor de 3,77 y también apuesta a que el Banco Central recorte en un punto porcentual la tasa Selic y la lleve de 6,50% a 5,50% al cierre de 2019. Brasil se sumaría a los países que bajarán las tasas de interés para alentar el crecimiento que sigue siendo esquivo. En su reciente revisión, el Fondo Monetario Internacional estima que el PIB crecerá 0,8% en 2019.

 

Dejá un comentario