La inflación baja otro escalón en julio: privados anticipan 2,3%

31 de julio, 2019

precios inflación UTDT supermercado consumo

La semana que pasó tuvo la menor variación de precios de todo 2019 y la más baja, también, desde que arrancó la crisis cambiaria allá por 2018. Apenas 0,1% semanal (es decir, contra la semana previa), según las mediciones de alta frecuencia de Elypsis. Una baja potente, por cierto. “Volvimos a registros previos a la tensión cambiaria, pero no sabemos si es un efecto transitorio o permanente”, dice Nicolás Crespo (Elypsis) ante El Economista.

 

Si bien el mes de julio cerrará en 2,3% y 2,4% (una baja contra el 2,7% que reportó el Indec para junio), la evolución de la semana del 22 hasta el 28 fue particularmente positiva y alentadora.

 

“Fue un muy buen dato”, ratifica Crespo. Además, “el precio de los alimentos no subió y dio 0%”. Es un rubro sensible y, además, tiene una ponderación de 25% en el índice. “Los precios regulados están planchados”, agrega. Eso permitió compensar el hecho de que otros rubros, por factores estacionales, como aquellos vinculados al turismo, subieron en julio.

 

La tendencia podría seguir en agosto, dice Crespo, pero solo si el dólar se tranquiliza. “Más allá del buen dato de julio, agosto puede no ser tan auspicioso si el dólar sigue subiendo semanalmente como las últimas dos semanas”, agregó. En ellas, subió 1,9% y 1,8%, respectivamente, y la actual tampoco perfila mejor. Otros precios a seguir de cerca serán las naftas y las prepagas. ¿Los congelará el Gobierno en la previa electoral?

 

Por cierto, lo ideal sería que la baja inflación no sea una cuestión de una semana sino de un mes, un año o, si se quiere, una década. Pero por algo se empieza.

 

Ecolatina en 2,3%

 

La consultora que mejor pronosticó el IPC de junio (fue idéntico que el del Indec: 2,7%), proyecta 2,3% para julio. En diálogo con El Economista, Federico Moll dice: “El dato es bueno y nuevamente alimentos y bebidas crece levemente por debajo del nivel general por cuarto mes consecutivo. (El dato) hubiera sido algo más bajo si no hubiera sido por los bienes y servicios estacionales. Creció verduras, así como todo lo relacionado con las vacaciones de invierno”.

 

Además, agrega que la medición “core” o núcleo (sin estacionales ni regulados) está en 2,1% “y vuelve a la zona de 2% después de 14 meses”. Por último, anticipa que “si bien el dato de julio es bueno, está muy en línea con lo que esperábamos y no cambiamos nuestra proyección de 40% para diciembre, siempre asumiendo un mercado cambiario sin saltos, pero con un movimiento más marcado al observado en estos últimos meses”.

Dejá un comentario