La Fed se reúne hoy y mañana bajaría la tasa

30 de julio, 2019

Powell Trump Fed

Hoy comienza una de las reuniones más esperadas de la Reserva Federal, porque mañana, cuando finalice, se anunciará la primera baja de tasas de interés desde el 17 de diciembre de 2008. El recorte será de un cuarto de punto, porque dado el buen desempeño de la economía estadounidense comprado con el de las otras desarrolladas, no justifica que sea de medio punto como pensaba una buena parte del mercado hasta hace pocos días. La tasa pasará de su actual rango entre 2,25% a 2,50% a otro de 2% /2,25%.

 

De todas maneras, algunos miembros de la Fed sostienen que es probable que sea necesaria otra baja de un cuarto de punto antes de que finalice el año. Las condiciones macroeconómicas están dadas para que así sea porque la tasa de inflación está por debajo de la meta del 2% y el nivel de actividad se está desacelerando levemente. La entidad que preside Jerome Powell proyecta que el PIB subirá apenas por encima del 2% en 2019.

 

Adelantándose a la decisión, Donald Trump señaló “que no será suficiente” y que todos los movimientos de la Fed “fueron equivocados”. Según Trump, las tasas altas fortalecen al dólar y los socios comerciales de Estados Unidos sacan ventaja de la debilidad de sus monedas. De todas maneras, muchos analistas sostienen que el mejor camino para que las otras monedas se revaloricen es que las economías del resto del mundo crezcan a tasas más altas.

 

En ese sentido, la Fed toma cada vez más en cuenta el escenario económico global para tomar sus decisiones porque sabe el impacto que producen y en todas partes las tasas de inflación están bajas y el crecimiento es menor. En el caso específico de los países emergentes, un escenario de tasas bajas y dólar más débil, es favorable.

 

Los mercados cambiarios son seguidos con atención por todos los gobiernos. En un contexto de bajo crecimiento, tasas de interés en niveles mínimos y en muchos casos negativos y con poco margen para políticas expansivas, el camino de la devaluación parece el más rápido y accesible para hacer crecer la economía. Pero el costo para la economía global cuando empieza un ciclo de de devaluaciones competitivas es muy alto. Los gobiernos y los bancos centrales se han comprometido a no recurrir a ese mecanismo. Pero la tentación siempre está.

 

Dejá un comentario