Habrá un recorte global en las tasas de interés

15 de julio, 2019

semana tasas fed Powell Draghi

En la semana que se inicia, el debate seguirá centrado en las estrategias monetarias para enfrentar la desaceleración económica global. Un estudio del Bank of America, que analiza a 26 bancos centrales, concluye que todos bajarán la tasa de interés en los próximos meses. La decisión más esperada es la de la Reserva Federal y el mercado espera que recorte la tasa en su próxima reunión prevista para fines de julio o más tardar en septiembre. Varios integrantes de la Fed tienen previstas presentaciones en los próximos días y ninguno dejará de sentar su posición en torno al rumbo de las tasas. Pero antes, el 25 de julio, será el encuentro del Banco Central Europeo que también tomará medidas de estímulo monetario dado el bajo nivel de actividad y una tasa de inflación lejana a la meta. Si los dos principales bancos del mundo bajan sus tasas o adoptan estrategias expansivas, será el argumento perfecto para que otros lo hagan. En esa línea seguramente se anotará China, cuyos datos sobre comercio exterior conocidos al cierre de la semana pasada, ratificaron la desaceleración de la economía.

 

Un mundo de tasas más bajas y con un dólar más débil es favorable para los países emergentes más allá del impacto negativo que produce una menor actividad.

 

Detrás de los menores datos de actividad está el conflicto comercial entre China y Estados Unidos que nada indica vaya a terminar pronto. Las diferencias son muchas, las posiciones están distantes y mostrar dureza frente a Pekín, beneficia políticamente a Donald Trump.

 

Más allá de todos estos análisis y debate, en la semana que se inicia también se conocerán varios indicadores económicos, siendo los más relevantes los siguientes:

 

Lunes 15

En China se conocerá el dato del PIB del segundo trimestre que habría crecido a una tasa anualizada del 6,2%, sería el nivel más bajo desde 1992 y confirmaría la desaceleración de la economía. Esa misma tendencia mostrarían los indicadores sobre ventas minoritas y la inversión en activos fijos. Sólo los números de la producción industrial interanual en junio serían mejores que los del mes anterior.

El Banco Central de Brasil publicará el Boletín Focus con las proyecciones económicas de los analistas del mercado que recortaron que recortaron en las últimas diecinueve semanas sus pronósticos de crecimiento. Los avance en la reforma previsional podría detener esa tendencia.

 

Martes 16

La Reserva Federal informará sobre la producción industrial de junio. El mercado espera una suba con relación al mes anterior, pero en términos interanuales, el crecimiento habría sido menor. También se conocerá el dato sobre las ventas minoristas en junio, que según los analistas, crecieron 0,1%.

El Indec publicará el IPC de junio. El Gobierno espera que se mantenga la tendencia a la baja de los últimos meses. Será un dato con impacto político porque es el último que se conocerá antes de las elecciones primarias.

 

Miércoles 17

En Estados Unidos se publicará el Libro Beige en el que los doce bancos regionales que conforman el sistema de la Reserva Federal consignan distintos tipos de datos sobre la actividad económica.

Se dará a conocer el índice de precios al consumidor de la zona euro que habría subido 0,1% con relación a mayo y 1,2% interanual. Sigue lejos de la meta de inflación del Banco Central Europeo que es “inferior pero cercana al 2%” por lo que se descuenta que pondrá en marcha estímulos monetarios.

También en el Reino Unido se difundirán los índices de precios al consumidor y a los produtores. Japón informará sobre los datos del comercio exterior en junio que darán la pauta sobre el impacto que tiene en la región el conflicto entre Estados Unidos y China.

 

Jueves 18

Habrá reuniones de los bancos centrales de Chile, Corea del Sur e Indonesia para definir el rumbo de la política monetaria. En la mayoría de los países se recortaron las tasas de interés recientemente o van camino a hacerlo en las próximas semanas.

 

Viernes 19

La Universidad de Michigan presentará los datos de julio en su tradicional informe sobre la confianza de los consumidores.

 

***

¿Atraso? Todavía no

La apreciación nominal del peso de las últimas semanas, sumada a una inflación todavía elevada, llevó a algunos analistas a advertir por la posible gestación de un nuevo retraso cambiario y, más adelante, la necesidad de un nuevo ajuste devaluatorio. “Para nosotros, la advertencia es, como mínimo, prematura”, dijo Federico Muñoz en un informe. “El Tipo de Cambio Real Multilateral que elabora el BCRA promedia 108 en lo que va de julio, 43% por encima de su nivel de noviembre de 2015 (cuando todavía estaba vigente el cepo) y 19% más alto que el promedio de 2016-2017”, señaló.

Dejá un comentario