Gastan dólares futuros y el mercado pierde volumen

18 de julio, 2019

sandleris bcra sandleris bcra mercado peso

Por Luis Varela 

 

A veinticinco días de las PASO, el mercado argentino tuvo ayer un día más tranquilo en la plaza cambiaria, con pocos movimientos en las tasas de interés, aunque claramente se ve una mayor indecisión en los inversores, que achican sus negocios en bonos y acciones, por lo que las cotizaciones de los títulos argentinos se van descremando.

 

Tras ochenta días con el dólar en baja, con el billete cediendo a nivel minorista de $ 47 a $ 43 y con el mayorista achicando de $ 46 a $ 42, la plaza cambiaria se inquietó durante el lunes y el martes porque se había iniciado una fuerte recuperación, con el minorista trepando a gran velocidad hasta $ 44 y el mayorista en la zona de los $ 43. Pero ante semejante luz amarilla el Banco Central prendió motores, sumó al Banco Nación en la movida, y con operaciones de futuro logró calmar por completo las aguas.

 

Todavía no hay números concretos acerca de cuántos dólares futuros se gastaron para tranquilizar el dólar contado, pero lo concreto es que ayer el oficial cedió 7 centavos hasta $ 43,71, el blue bajó 25 centavos hasta $ 44,20 y hubo una baja de 16 centavos para el dólar mayorista, hasta $ 42,50. Y en la foto del día el BCRA sumó US$ 27 millones a las reservas: por lo que tiene US$ 68.766 millones. Veremos qué números se empiezan a acusar en algunas semanas.

 

Este panorama más tranquilo del dólar a nivel interno se vio con un clima mixto a nivel internacional. En el exterior el dólar subió 0,5% en Chile, pero bajó 0,3% contra el yen, cedió 0,2% contra la libra y el mexicano y bajó 0,1% contra el real y el euro. Por eso, medidos en pesos en el mercado local, el euro bajó 15 centavos hasta $ 47,70, la libra cayó 13 centavos hasta $ 52,84 y el real retrocedió 3 centavos hasta $ 11,29.

 

Este dólar aplastado por los negocios futuros del BCRA, encontró además tasas algo sostenidas en las Leliq: pagaron 58,739% promedio con máximo en 58,848%. Al tiempo que en plazos fijos los bancos pagaron 46% por plata chica y 50% por plata grande.

 

Con ese marco, en el mercado hubo algunas luces amarillas que hicieron que muchos inversores realizaran llamados con consultas. El Banco Central presentó su informe sobre bancos, y se observaron tres entidades con faltantes de efectivo coyuntural.

 

Y otro tema que está generando inquietud es el de la Bolsa, ya que en pleno aniversario, con el presidente Macri yendo a despedir a la última presencia de Adelmo Gabbi muchos se quejan porque se están yendo del mercado local tres de las más importante firmas, que dejaron de cotizar en Buenos Aires.

 

Y, por si fuera poco, hay otro tema que está generando inquietud. El ByMA anunció que la presentación de balances de las empresas deberá hacerse cuarenta días después del cierre de junio, pero no parece querer definir día y hora del vencimiento. Y en el mercado se teme que, como en otras ocasiones, vuelva a aparecer información privilegiada, con algunos inversores tomando conocimiento del resultado de las empresas antes que el resto.

 

Con ese marco, los mercados de acciones y bonos argentinos se están secando, ya que los volúmenes operados se van achicando. Ayer en el exterior se vio una suba para los bonos de Gran Bretaña, Canadá, Estados Unidos y Holanda, pero hubo otro día con bajas para los títulos públicos argentinos, con el 80% de lo operado en bonos transado en cinco: AY24 40%, TC20X 16%, AO20 11%, TC20 7% y BDC24 4%.

 

En los extremos, hubo un salto del 21% para el bono DICPX, alzas del 19% para el bono BP28D, suba del 13% para el bono BCIUK y mejoras del 2% al 7,5% para los bonos PB27D, TVPY, NO20, TVPA, A2E3 y CUAP. Y una caída del 12% para el bonoBC24X y bajas del 2% al 4,3% para los bonos TVPP, AA21C, TJ20Z y PF23C.

 

En el exterior hubo bajas generalizadas en las bolsas de Europa y Asia, y baja del 0,4% al 0,7% para los índices de la Bolsa de Nueva York. Al tiempo que la Bolsa de San Pablo subió 0,1%, pero la de México cayó 1%.

 

En Buenos Aires, con menos negocios ($ 661 millones), el índice Merval bajó 0,8%, con el 80% de lo operado en acciones transado en once papeles: G.F. Galicia tuvo el 24% de las operaciones totales y Pampa Energía el 11%.

 

En los extremos hubo alzas del 2% al 3,7% para Boldt, Camuzzi, Ledesma y Banco Río Preferidas, con caídas del 2% al 4,7% para Esmeralda, Metrogas, Indupa, TGLT, San Miguel, Agrometal, Phoenix, Molinos, Tenaris, ByMA, Longvie, Garovaglio, Macro, Francés, Consultatio, Grimoldi y Juramento. Al tiempo que los ADR argentinos en Nueva York tuvieron otro traspié, con bajas del 1% al 2,9% para Tenaris, Irsa P, Banco Macro y Ternium

 

Finalmente, en commodities hay una descompensación generalizada. Hubo nueva caída del 2,2% para el petróleo: cedió hasta US$ 56,32 por barril. Un salto del 2,6% para la onza de plata, con suba del 1,5% para el oro: se acercó al valor techo de los últimos seis años. En metales básicos, el níquel saltó 3% a su máximo valor en doce meses, con el cobre 0,4% arriba y el aluminio 0,2% mejor. En Chicago: suba del 0,2% para el maíz, con baja del 0,4% para el trigo y merma del 0,6% para la soja. En Rosario: el maíz subió 0,7%, pero el trigo bajó otro 1,1%. Y siguen las bajas con las criptomonedas, pero algo más amortiguadas.

 

***

La Escuela de Gobierno de la Universidad Torcuato Di Tella dio a conocer ayer el Indice de Confianza en el Gobierno (ICG) correspondiente a julio. El ICG se confecciona desde noviembre de 2001 en base a una encuesta de opinión pública a nivel nacional y se mide en una escala de 0 a 5. La medición de julio de 2019 del ICG fue de 1,97 puntos. Con un aumento del 6,1% respecto al mes anterior, el ICG continúa la recuperación iniciada en mayo. En términos interanuales el índice cayó 2%. El actual nivel de confianza en el Gobierno es 10% más alto que el de la última medición del Gobierno de Cristina Kirchner. Según el reporte, fue clave la estabilidad cambiaria. Controlar el dólar es una señal de fortaleza política.

 

***

Pichetto: “La economía empezó a estabilizarse”

 

“Hay que trabajar en el crecimiento, hacer una moratoria para las pymes porque la presión tributaria es muy alta y hay algunos sectores preocupados porque están cerca de la Penal Tributaria, un ordenamiento, políticas proactivas. El desafío de Mauricio Macri es dejar un legado productivo, capitalista, moderno, inteligente y flexible que permita que Argentina crezca”, dijo, ayer, Miguel Angel Pichetto, en Radio Mitre. También sugirió que hay que cuidar el empleo sensible del conurbano en rubros como textiles o metalmecánica. A su vez, aseguró que la economía “empezó a estabilizarse y vamos por el buen camino”. Asimismo, dijo que los planes sociales deben durar poco, no más de doce meses, “y luego la gente tiene que salir a buscar trabajo”. Además, dijo que, si gana Alberto Fernández, Argentina volverá a tener un cepo cambiario y caer en un nuevo default. “Sé cómo piensan porque los conozco de adentro”, dijo. “Van hacia un esquema de intervencionismo estatal y distribucionismo vacío”, señaló. “Es un modelo que atrasa peligrosamente”, agregó. “Si Juntos por el Cambio derrota al kirchnerismo, se termina un ciclo político en Argentina”, concluyó y pidió acuerdos económicos y sociales, como el de Vaca Muerta, porque “dos Argentina no generar una Nación”.

Dejá un comentario