Espert, con tono combativo

15 de julio, 2019

José Luis Espert tuvo ayer su momento fuerte de campaña con el acto de lanzamiento de su precandidatura presidencial en el microestadio del club Ferro Carril Oeste. La presentación del economista tuvo referencias boxísticas en varios sentidos, desde sus gestos hasta la música elegida, y sobre todo, el tono. Combativo, desafió a Mauricio Macri, a quien llamó “chiquilín”, y a Cristina Kirchner, a la que le dedicó el adjetivo de “multiprocesada”. También apuntó contra Hugo Moyano, Roberto Baradel y Hebe de Bonafini, entre otros blancos elegidos en un discurso de puño cerrado.

 

Con una pantalla de fondo en la que se veía su foto, su nombre y la leyenda “Despertar”, Espert subió al escenario con referencias boxísticas como la canción “Eye of the tiger”, del grupo Survivor, que se popularizó como banda sonora de la película Rocky 3. Antes de empezar su discurso, apretó fuerte el puño y posó en guardia como un pugilista. Lo que vino a continuación fueron golpes contra Macri y Cristina a los que se fueron sumando otros protagonistas de la política nacional.

 

Espert pidió a los presentes en el microestadio Héctor Etchart que no compren “el discurso de que hay que votar dentro de la grieta”. Y disparó: “Nos quieren obligar a votar entre una multiprocesada y un chiquilín grandote que le quiere demostrar al padre muerto, del cual dijo que era un chorro, que no es tan inútil como el padre le decía”.

 

El primer blanco de Espert fue Macri. “No se podía terminar con nosotros así nomás. Estamos de pie contra las miserias de propios y extraños que nos quisieron bajar y no pudieron. A pesar de habernos llevado a una nueva crisis y a un acuerdo con el fondo, el señor Macri trató de que no compitiéramos. Pero estamos acá y vamos a competir”, subrayó, en referencia a la salida del partido Unir, de Alberto Asseff, del Frente Despertar para pasar a Cambiemos, movida que casi lo deja fuera de carrera.

 

“Cristina: no tenés vergüenza, después de doce años de chorearte todo querés volver. Deberías estar devolviendo la plata y presa”, dijo Espert sobre la exmandataria. “Y díganme los imbéciles que soy kirchnerista. Presos los quiero, chorros”, completó.

 

En su discurso Espert subió a un ring imaginario a varias figuras más, entre las que estuvieron Baradel, Moyano y Hebe de Bonafini. “Vamos a limitar el derecho de huelga en la educación, porque en nuestro gobierno la educación va a ser un servicio básico esencial. Baradel, vas a tener que hacer paro en Indochina con nosotros en el gobierno, vas a terminar preso si dejás a los chicos sin clases”, fue el párrafo que le dedicó al líder del Suteba.

 

El precandidato de Despertar dijo que a Moyano le quitará “las obras sociales” porque “en ningún país que prospera la medicina la presta el sindicalismo”. Y agregó: “Si me hace un paro que corte la ruta, termina preso”.

 

“Bonafini: me tenés podrido con tu defensa de los subversivos y asesinos. Nosotros nos vamos a ocupar de las víctimas del terrorismo. También nos vamos a ocupar de los militares sin condena presos desde hace décadas y de los que mueren en las cárceles. Basta de venganza”, remató.

 

El acto contó con dos presentadores, un cantante que entonó una canción de campaña, varias banderas de la Ucedé, presentaciones de los candidatos legislativos y discursos como los de los precandidatos a vicepresidente y a gobernador de la provincia de Buenos Aires, Luis Rosales y Guillermo Castello respectivamente.

 

Dejá un comentario