Encuesta: las nuevas generaciones quieren ser YouTubers, ya no astronautas

17 de julio, 2019

Esta es una semana emocionante para la historia espacial y de la humanidad: hace 50 años se producía el lanzamiento del cohete Saturn V desde el Centro Espacial Kennedy, que llevaría a Neil Armstrong, Buzz Aldrin y Michael Collins a la Luna, y cuyo aterrizaje inspiraría a una generación de jóvenes a convertirse en científicos, ingenieros y matemáticos.

 

El efecto del programa Apollo de inspirar a los más jóvenes de Estados Unidos a seguir carreras en los campos STEM es uno de los legados más poderosos y duraderos de la carrera de la Luna. Desafortunadamente, este efecto parece estar llegando a su fin.

 

En la víspera del aniversario de Apolo 11, LEGO solicitó a The Harris Poll que encuestara a un total de 3.000 niños en Estados Unidos, China y el Reino Unido sobre sus actitudes hacia y el conocimiento del espacio. Los resultados revelan que, al menos en los países occidentales, los niños de hoy están más interesados ​​en YouTube que en los vuelos espaciales.

 

Cuando se les preguntó qué les gustaría ser cuando crezcan, aproximadamente 3 de cada 10 niños estadounidenses y británicos respondieron que querían ser YouTubers o Vloggers, que son los que hacen videos en Internet para obtener fama y fortuna. Las preferencias menores incluían convertirse en maestro, atleta profesional o músico. Convertirse en un astronauta en el último puesto, con un 11%.

 

 

Solo en China los niños tenían una clara preferencia por ser astronautas, o más bien, como taikonautas, sobre otras profesiones potenciales. Los niños en China también estaban mucho más interesados ​​en ir al espacio y tenían mayores expectativas para el asentamiento humano del espacio en las próximas décadas.

 

No está claro por qué las nuevas generaciones en el mundo occidental están menos interesados ​​en el espacio o en las profesiones del espacio que los de China. Tal vez sea porque EE.UU. ya estuvo allí, en términos de exploración lunar, con el programa Apollo.

 

Quizás otra causa puede ser que en Estados Unidos crecieron hoy con una representación humana nacional continua en el espacio, a bordo de la Estación Espacial Internacional. O también, el sistema educativo en China pone un mayor énfasis en el valor de la ciencia y la exploración espacial.

 

En cualquier caso, LEGO está tratando de hacer su parte. La compañía lanzó varios modelos con grandes dimensiones dedicados a reconocer el programa Apollo y el valor de la educación STEM . Además, un equipo de 10 diseñadores y LEGO “Master Builders” dedicaron casi 300 horas a diseñar y construir un modelo LEGO de tamaño real de Aldrin en su icónica pose en la superficie lunar.

 

En última instancia, la verdadera respuesta para inspirar a los jóvenes occidentales y fomentar el interés por el espacio puede requerir que los astronautas de la NASA vuelvan al espacio profundo por primera vez en 50 años. Eso puede, o no, suceder pronto.

 

 

Dejá un comentario