En mayo, cayó 13,5% la venta en supermercados y 18,7% en shoppings

24 de julio, 2019

Supermercado consumo

De acuerdo con la encuesta de supermercados y centros mayoristas realizada por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) correspondiente a mayo, durante el quinto mes del año las ventas de los supermercados a precios corrientes sumaron un poco más de $ 50.829 millones, que representa un aumento de 2,3% respecto al mes previo y un aumento de 44,7% frente a mayo de 2018, quedando por debajo de la inflación general acumulada. En precios constantes, sumaron algo más de $ 22.872 millones, que implica una caída de 1% respecto a abril y una baja de 13,5% interanual.

 

“El consumo masivo sigue cayendo y en mayo se acelera la baja respecto al mes previo. Este número reafirma el escaso dinamismo que tiene el mercado interno y da indicios de que su reactivación será más lenta de lo esperada”, indicaron desde la consultora LCG. “A pesar de una marginal recuperación de la actividad durante mayo, el consumo se mantiene en muy bajos niveles, lo cual tiene consistencia con la pérdida de poder adquisitivo de los últimos meses. Con este dato, se acentúa la caída de 2019, que ya acumula 12,7% interanual durante los primeros cinco meses”, añadieron.

 

Según los datos del Indec, en la composición de las ventas el grupo que tuvo la mayor participación fue la categoría almacén, que ocupó 28,3% de lo comercializado durante mayo en los supermercados, seguido por artículos de limpieza y perfumería (15%); lácteos (12,3%); carnes (11,3%); bebidas (10,3%); otros (7,1%); electrodomésticos y artículos para el hogar (4,9%); panadería (3,8%); verdulería y frutería (3%); indumentaria, calzado y textiles para el hogar (3%); y alimentos preparadas y rotisería (1,1%).

 

 

Cadenas mayoristas

 

En línea con los supermercados, los autoservicios mayoristas mostraron un desempeño relativo similar. Los datos oficiales indican que en este segmento las ventas de mayo a precios corrientes alcanzaron $ 8.588 millones, que significó una contracción de 5,8% en comparación con abril y un incremento de 45,9% respecto al mismo mes del año pasado, ubicándose también por debajo de la inflación general acumulada. En precios constantes, las ventas sumaron $ 3.784 millones, que implica una alza de 1,7% respecto al mes anterior y una baja de 13,5% frente a mayo de 2018.

 

En este segmento, el rubro con mayor contracción fue el de carnes, que descendió 32% interanual, mostrando una aceleración a la baja respecto al relevamiento previo, cuando había caído 29% interanual. A este le siguen los rubros de panadería y bebidas, con bajas interanuales de 23% y 17%, respectivamente. La caída en las ventas de estos rubros obedece a los elevados aumentos de precios que se vienen registrando en estas categorías.

 

Shoppings

 

El relevamiento oficial en los centros de compras indica que durante el quinto mes del año las ventas a precios corrientes relevadas en la encuesta alcanzaron más de $ 7.660 millones, que representa un incremento de 8,9% respecto a abril y uno de 28,4% en relación al mismo mes del año pasado. A precios constantes, las ventas de mayo alcanzaron $ 3.430 millones, que implica una alza de 5,5% respecto al mes anterior y un descenso de 18,7% comparado con mayo de 2018.

 

 

“Por el contrario a lo observado en mayoristas y supermercados, la caída del consumo en shoppings se desacelera respecto al pico anual alcanzado en abril (-22,9% interanual), pero se mantiene en niveles altos”, destacó LCG. “La extensión del programa Ahora 12 desde principios de mayo pudo haber incidido en una mejora marginal de las compras en shoppings, pero aún se mantiene la magra performance en línea con salarios que siguen estancados”, indicó en su análisis.

 

Según estiman desde esta consultora, para los meses siguientes se esperan mejores indicadores en el nivel de consumo, en línea con la baja de tasas del programa Ahora 12 que relanzó el Gobierno durante el mes pasado. “Sin embargo, se mantendrán los niveles bajos y la reactivación de la demanda interna continuará dándose de manera delicada dadas las altas tasas con las que está operando la economía argentina y los elevados niveles de inflación que se vienen experimentando”, indicaron, y añadieron que si bien habrá “una mejora marginal cerca de las elecciones, durante el promedio del año se volverá a observar una caída en el consumo privado”.

 

Dejá un comentario