El balance de AySA: saneó sus cuentas y sigue invirtiendo

31 de julio, 2019

José Figiacone Aysa

José Figiacone no es un integrante más en la gran familia sanitarista de Argentina. Primero, por su cargo: es el Director General de AySA, la empresa pública que provee servicios de agua potable y desagües cloacales a la ciudad de Buenos Aires y 26 municipios del conurbano. Segundo, porque tiene una vasta experiencia y, tercero, porque es un hombre clave en la transformación de la empresa, que ha saneado sus cuentas y está invirtiendo como nunca antes. Incluyendo, nada menos, que el Sistema Riachuelo, una megaobra de US$ 1.200 millones.

 

En diálogo con El Economista, Figiacone repasa la actualidad de AySA y los desafíos por delante. “Regresé al final de 2016, luego de diez años de estar retirado. Primero, como asesor y después de dos meses me ofrecieron tomar la dirección de inversiones, que fue lo que hice toda mi vida. Toda mi vida fue dedicada a la construcción. Luego me ofrecieron la dirección general. Si bien no estaba tan decidido, finalmente acepté”, relata.

 

El activismo fue la gran atracción. “La encontré con una gran cantidad de obras que se habían licitado y, en ese momento, había casi 350 en terminación, licitación, ejecución o puesta en marcha”, señala. Como benchmark previo señala que, en la época de Aguas Argentinas (la empresa que operó la francesa Suez hasta 2006), “tener 50 obras era una gran cantidad”.

 

Los números avalan el entusiasmo de Figiacone. “Desde 2016 incorporamos 9 municipios nuevos, y pasamos de un área de cobertura de 11 millones a 14 millones de habitantes. En ese período, en nuestro radio original, se han incorporado a 380.000 habitantes en agua y 652.000 en cloaca”, dice, satisfecho. Todo, sin descuidar el equilibrio financiero. “Diría que hemos logrado una condición de equilibrio económico bastante satisfactoria y pudimos equilibrar ingresos genuinos con costos operativos, cuando antes del 2016 había un déficit del 70%”, dice. En otras palabras, sin déficit operativo y, de hecho, con un pequeño saldo a favor. Allí ayudó, también, que la brecha entre la tarifa plena y la social la financie el Estado, y no la empresa. Actualmente, unas 400.000 personas pagan tarifas más accesibles.

 

“Las inversiones son aportes del Estado Nacional (porque) no hay capacidad para hacer inversiones en base a las tarifas”, admite. En 2019, AySA invertirá $22.000 millones: 35% vendrá de los organismos multilaterales y el resto del Gobierno.

 

La “joyita” de AySA es el Sispara interceptar los vuelcos de las industrias y curtiembres que hay de ese lado. Sin interceptar esos líquidos que hoy van al Riachuelo sería imposible sanearlo, porque la gran contaminación viene de esos desagües industriales que, en lugar de ser recogidos y enviados a plantas de depuración, van al Riachuelo”, dice Figiacone y anticipa para 2022 su plena operación.

 

Hacia adelante, Figiacone cree que AySA, además de invertir en nuevas redes, debe cuidar el mantenimiento de las existentes (“la infraestructura no es eterna y sufre desgastes”, dice); sostiene que los nuevos cuadros directivos, más jóvenes y todos con carrera en la compañía, están en condiciones de llevar adelante la empresa en los próximos años y valora los recursos humanos de la empresa: la famosa familia sanitarista. En el apagón del 16 de junio, cuenta, fueron clave para restablecer el servicio lo más pronto posible dado que, por la falta de electricidad, no se podía bombear. “La gente de AySA en su gran mayoría tiene raíces en Obras Sanitarias, mucho espíritu de cuerpo y visten la camiseta de la empresa con orgullo, algo que no es común sobre todo en empresas que no son privadas”, concluye.

 

***

Premio en La Rural

AySA fue distinguida en el concurso de stands de la 133ra. Exposición de Ganadería, Agricultura e Industria Nacional de la Sociedad Rural Argentina (SRA). La empresa cuenta con un stand en el que se replica el túnel del Sistema Riachuelo y los visitantes podrán vivir una experiencia de realidad virtual en primera persona. Además, hay un espacio de entrega de materiales y proyecciones institucionales. El jurado del certamen estuvo integrado por los arquitectos Pablo Gadea y Julio Suaya, por la SRA; Silvia Tripoloni por la Cámara Argentina de Anunciantes; Juan José Zanta, por la Asociación Argentina de Agencias de Publicidad y el arquitecto Mauricio Deveaux, por La Rural S.A.

Dejá un comentario