Dos acuerdos que llevan el sello de Pichetto

19 de julio, 2019

Ayer un par de fotos marcaron la agenda política del oficialismo. Ambas imágenes funcionaron como rúbricas de acuerdos con figuras ajenas a Juntos por el Cambio y tuvieron como denominador común la presencia del compañero de fórmula del presidente Mauricio Macri, Miguel Angel Pichetto. El gobernador de Río Negro y candidato a senador, Alberto Weretilneck, y el senador por San Luis Adolfo Rodríguez Saá son los dos flamantes aliados del gobierno para la contienda electoral.

 

En la Casa Rosada se reunieron Macri, Pichetto y Adolfo Rodríguez Saá. La foto de los tres dialogando animadamente, difundida ayer por la tarde, dejó sellada la alianza. Rodríguez Saá y Pichetto tienen un vínculo personal desde hace años, fruto de su militancia peronista y del tiempo compartido por ambos en el Senado.

 

Adolfo Rodríguez Saá Macri Pichetto Juntos por el Cambio

 

Según pudo saber El Economista de fuentes al tanto de las negociaciones que culminaron con el acercamiento del puntano al oficialismo, el punto central fue asegurar el apoyo legislativo de Rodríguez Saá en un futuro gobierno de Macri y en leyes que quedan pendientes aún, como la de Presupuesto.

 

Rodríguez Saá tiene mandato de senador hasta 2023. El mes pasado perdió la elección para gobernador de San Luis ante su hermano, Alberto, por 20 puntos. Quedó tercero, con una cosecha de poco más de 63 mil votos de la que el Gobierno quiere pescar ahora al menos una porción para sumar a la reelección de Macri. El segundo en esa contienda fue Claudio Poggi, el candidato de la Casa Rosada, que llegó a casi 100 mil votos y quedó a ocho puntos de Alberto Rodríguez Saá, el mandatario kirchnerista que fue reelecto. Con el acuerdo de ayer, “el voto de la provincia quedó dividido entre Macri (con Poggi y Adolfo) y el kirchnerismo (con Alberto)”, analizaba una fuente provincial en diálogo con este diario.

 

En la negociación entre el Gobierno y el exgobernador de San Luis también fue tenido en cuenta asegurar el destino de los dos diputados justicialistas de la provincia que terminan su mandato este año (Ivana Bianchi y Andrés Vallone) y el apoyo legislativo de los que permanecerán en sus bancas de la Cámara baja hasta 2021 (Karim Alume Sbodio y Victoria Rosso).

 

Tras las elecciones en San Luis celebradas el 16 de junio, Rodríguez Saá retornó a sus quehaceres como senador. En esa vuelta al ámbito legislativo comenzaron las charlas con Pichetto que derivaron en la foto del acuerdo con Macri sellado ayer en la Casa Rosada, según pudo averiguar El Economista.

 

La otra imagen de una negociación política exitosa para el oficialismo estuvo ayer en Río Negro. Otra vez, Pichetto fue protagonista. En este caso, para anudar un acuerdo en su provincia con el gobernador Weretilneck, que irá por una banca en el Senado. Los enviados del Gobierno para sellar el acuerdo fueron Pichetto y el ministro del Interior, Rogelio Frigerio. El gobernador rionegrino apoyó abiertamente la reelección de Macri. En paralelo, quedó descartada la candidatura a senador del radical Marcelo Cascón, lo que le allana el camino a la banca a Weretilneck.

 

“Quiero agradecer a Juntos Somos Río Negro (el partido del gobernador Weretilneck), a la UCR le quiero hacer un reconocimiento especial, especialmente por la decisión política que ha tomado Marcelo Cascón, que hay que valorarlo, de acompañar este proceso y esta estrategia de consolidación de un proceso democrático en la provincia y que la representación de Río Negro sea una representación democrática, inteligente, y responsable”, sintetizó Pichetto al pronunciar un discurso durante un acto en Viedma. Cascón, exintendente de Bariloche, buscaba ser candidato a senador, pero bajó su postulación tras una trama que incluyó un fallo judicial que lo separó de la boleta presidencial Macri-Pichetto.

 

Pichetto subrayó que, de imponerse en las elecciones, Weretilneck y él trabajarán para el mismo equipo. “Tenemos por delante un gran desafío, junto a Alberto (Weretilneck) podemos construir en el Congreso de la Nación un espacio importante para defender los intereses de nuestra provincia, cosa que venimos haciendo. Si estamos juntos, junto a Alberto en el Senado, somos imparables”, dijo Pichetto apelando al eslogan de campaña de Macri.

 

“Todos estos años, tanto Miguel como su equipo de trabajo nos han ayudado a llevar adelante todas las vicisitudes que una provincia como la nuestra nos demanda permanentemente. Así que lo primero que tenemos que decir es que estar aquí hoy (por ayer) junto al candidato a vicepresidente para nosotros es una cuestión normal y natural”, dijo Weretilneck en el acto de Viedma. “Somos un partido muy ancho con distintas ideas, con distintos pensamientos, así que lo que hemos decidido, con la frontalidad de siempre, es que nuestro apoyo siempre va a ser a título personal”, explicó el gobernador sobre su respaldo a la fórmula Macri-Pichetto.

 

Para Frigerio, la foto con Pichetto y Weretilneck “representa un país de verdadera unión nacional, donde quedan atrás las diferencias y los matices para trabajar todos con la camiseta argentina y así solucionar los problemas que todavía quedan pendientes en el país”.

Dejá un comentario