De nuevo, buscan elevar las tasas en plazos fijos

23 de julio, 2019

Sandleris Cañonero Rappoport falso

El Comité de Política Monetaria (Copom) del Banco Central (BCRA) anunció ayer varias medidas, entre las cuales está la extensión del piso de 58% de la tasa de Leliq (letras de liquidez del BCRA) hasta la próxima publicación de la inflación, que será después de las PASO, y subir tres puntos porcentuales los encajes bancarios, es decir, la porción de los depósitos que las entidades deben mantener inmovilizados para poder garantizar la disponibilidad de dinero ante los retiros en efectivo por parte de los clientes.

 

Estos encajes, que se depositan en el BCRA y que no son remunerativos para las entidades bancarias, representaban 14% de cada plazo fijo realizado por hasta treinta días. Tras esta decisión, esta porción no remunerativa para los bancos baja a 11% por cada una de estas colocaciones, con lo cual los bancos tendrán tres puntos porcentuales más de margen para integrar con Leliq y obtener mayor rendimiento por cada colocación.

 

“Los encajes no remunerados limitan el rendimiento de los depósitos porque generan una brecha entre la tasa de política monetaria y la que reciben los ahorristas”, explica el comunicado de la Copom. Con esto, la entidad que preside Guido Sandleris espera que las tasas en plazos fijos, que vienen en descenso desde hace varias semanas, suban algunos puntos porcentuales y se hagan más atractivos para los ahorristas.

 

Especialistas consultados consideraron que la medida tendrá un efecto positivo sobre las tasas de los plazos fijos, aunque estimaron que, mientras la tasa de la política monetaria se mantenga por encima de 58%, el impacto será moderado, con una tasa alcista que estará oscilando de entre uno y dos puntos porcentuales.

 

“Creo que las modificaciones son razonables en términos del objetivo de aprovechar el margen que brinda la demanda de activos en pesos para aflojar un sesgo que sin cambios hubiera sido muy contractivo (combinación de nominalidad acumulada y estacionalidad en la demanda transaccional de pesos frente a una base monetaria con crecimiento 0%) y hubiera forzado al BCRA a sobrerreaccionar con la tasa nominal, con impactos negativos no sólo sobre el nivel de actividad, sino también sobre la estabilidad financiera y la sostenibilidad del balance de la autoridad monetaria”, explicó a este medio Martín Vauthier, director del estudio EcoGo.

 

“Si bien no es positivo para la credibilidad de un Banco Central realizar modificaciones frecuentes a un programa comprometido, hay que tener en cuenta que el programa monetario actual no es un esquema de largo plazo, sino un programa de transición en la salida de una crisis de balanza de pagos y que se da en un año donde la incertidumbre electoral impone restricciones significativas a la conducción de la política monetaria”, indicó Vauthier.

 

No clientes

 

Ante la medida del BCRA, un banco reaccionó inmediatamente y subió su TNA (Tasa Nominal Anual) para estos instrumentos. Se trata del Banco Nación, que hasta el viernes pasado ofrecía un interés de 49% anual para plazos de hasta 35 días y ayer subió a 50,5% para estas colocaciones. Por el momento, es la TNA más alta entre las entidades bancarias, mientras el resto se ubica por debajo de 50%, con un piso de 40%.

 

En mayo, con el objetivo de aumentar la competencia entre los bancos y, por consiguiente, fomentar el aumento en las tasas por plazos fijos y así atraer más ahorristas hacia estas colocaciones para evitar que se vayan al dólar, el BCRA dispuso que las entidades puedan ofrecer estas inversiones para “no clientes”, lo cual se realiza de forma online, con un proceso muy rápido y sencillo y sin ningún costo adicional para el ahorrista.

 

Esta disposición mostró resultados positivos en el aumento de tasas de las bancos y, por consiguiente, en la cantidad de ahorristas y en los montos operados. Según informó la entidad monetaria a principios de este mes, en junio los plazos fijos para no clientes totalizaron 50.624, que en comparación con los 37.927 de mayo mostraron un crecimiento de 33,5%. Además, los datos oficiales indican que el monto total operado en junio fue de $ 10.460 millones, que implica un aumento de 50,4% frente a los $ 6.955 millones en mayo. El promedio operado también subió, pasando de $ 183.385 en mayo a $ 206.627 en junio.

 

Dejá un comentario