China analiza abrir el mercado a la harina de soja argentina

30 de julio, 2019

harina-de-soja

Una delegación oficial de China visitará Argentina en agosto para inspeccionar plantas de molienda, un paso clave en la búsqueda de exportar harina de soja nacional al principal consumidor mundial del alimento, según detalló hoy Reuters.

 

Hace años que nuestro país intenta acceder al mercado chino, que utiliza sus masivas compras del derivado para alimentar a las piaras de cerdos. Sin embargo, el gigante asiático, que posee una industria de molienda propia, hasta el momento se ha resistido.

 

Pero temores con respecto al comercio internacional, incluyendo una caída en las expectativas de que Washington y Pekín resuelvan su disputa comercial, incentivan a China a ampliar su abanico de opciones, mejorando la posición argentina, de acuerdo a operadores de granos.

 

“Tendremos una visita de funcionarios chinos como parte del proceso de alcanzar el objetivo de exportar harina de soja a China”, dijo a Reuters Santiago del Solar, jefe de Gabinete de la Secretaría de Agroindustria argentina.

 

China es el principal comprador de porotos de soja de Argentina, pero no importa su harina de soja, que podría ser usada para alimentar la piara de cerdos más grande del mundo, en momentos en que consumidores del país asiático incrementan su dieta de carne porcina y avícola.

 

“Argentina ha intentado a lo largo de 20 años acceder al mercado chino de harina de soja. Esta es la primera misión comercial china en ir a Argentina en todo ese tiempo a discutir específicamente sobre harina de soja”, dijo a Reuters Gustavo Idígoras, presidente de la cámara argentina de empresas agroexportadoras CIARA-CEC.

 

Según Idígoras, inspectores de aduana chinos llegarían a Argentina el 18 de agosto para quedarse dos semanas, durante las que visitarían las plantas de ocho empresas, entre ellas Bunge Ltd, Vicentín, Molinos Agro SA, Louis Dreyfus Corp y Cargill Inc. “Tiene sentido que el exportador y productor más eficiente de harina de soja del mundo le venda al principal consumidor del planeta”, agregó.

 

La harina producida en estas plantas de molienda es exportada en su mayoría al sudeste asiático, Europa y el norte de África. En tanto, China actualmente importa módicas sumas de harina de soja, nada de ella de Argentina.

 

La misión china se produce en un momento en que los exportadores de Estados Unidos enfrentan dificultades para que China apruebe sus productos, debido a la guerra comercial que mantienen Washington y Pekín, lo que de acuerdo a operadores podrían favorecer a nuestro país.

 

“Es un momento difícil para la relación comercial entre Estados Unidos y China. Quizás es una oportunidad para Argentina, en particular para productos con valor agregado como la harina de soja”, dijo un ejecutivo de una de las compañías cuya planta será revisada a Reuters.

 

El presidente estadounidense Donald Trump advirtió el martes a China que no espere al término de su primer período en el cargo para cerrar un pacto comercial, diciendo que si él es reelecto en los comicios de noviembre de 2020 no conseguirán ningún acuerdo o tendrán uno peor.

 

Dejá un comentario