Seis años para López y la plata para hospitales

13 de junio, 2019

Seis años para López y la plata para hospitales

El caso de los bolsos de José López, que comenzó hace tres años con el video en el que se veía al exfuncionario intentando ocultar dinero en un convento de General Rodríguez, tuvo un cierre ayer con el fallo en un juicio oral. El exsecretario de Obras Públicas fue condenado a seis años de prisión por enriquecimiento ilícito, y su plata mal habida será distribuida entre los hospitales de niños Garrahan y Gutiérrez.

 

El Tribunal Oral Federal (TOF) Nº 1, integrado por los jueces Ricardo Basílico, Adrián Grünberg y José Antonio Michilini, condenó a López a seis años de prisión “como autor penalmente responsable del delito de enriquecimiento ilícito” y “multa del 60% del valor del enriquecimiento”.

 

Los magistrados, además de establecer la condena de prisión contra López -quien está detenido desde que cayó con los bolsos en el convento de General Rodríguez-, fijaron un destino para el dinero, que se repartirá en partes iguales entre los hospitales de niños “Juan P. Garrahan” y “Ricardo Gutiérrez”.

 

El fallo de los jueces del TOF Nº 1 dejó en claro el destino que tendrá el dinero sucio que intentó ocultar López el 14 de junio de 2016 en el convento Nuestra Señora del Rosario de Fátima, de General Rodríguez. Los magistrados ordenaron “decomisar los 8.982.047 dólares; 153.010 euros y 159.114 pesos, y los relojes marca Rolex modelo Oyster Perpetual, y marca Omega modelo Speed oportunamente incautados”, y ponerlos “a disposición del Hospital de Pediatría Juan Garrahan y del Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez en partes iguales”.

 

La decisión que tomó el tribunal oral de entregar el dinero al Garrahan y al Gutiérrez tiene, según el fallo, “el fin de que ambas instituciones hospitalarias puedan satisfacer sus necesidades prioritarias de asistencia médica, insumos para la atención de los pacientes, aparatología e investigación”. Subrayaron los jueces que, de esta manera, buscan “brindar a lo incautado un fin concreto de utilidad pública”.

 

Basílico, Grünberg y Michilini, que decidieron las penas en un fallo mayoritario, agregaron en su dictamen que se decomise una vivienda de López. Se trata de “la propiedad de calle Belgrano 1018 de la localidad de Dique Luján, Tigre, provincia de Buenos Aires”.

 

El resto de las condenas que el TOF Nº 1 decidió ayer son condicionales, por lo que el único que cumplirá la sentencia en una cárcel es López, quien además es arrepentido en el caso de los cuadernos de las coimas.

 

La exesposa de López, María Amalia Díaz, fue condenada a dos años de prisión condicional “como partícipe secundaria del delito de enriquecimiento ilícito”; los empresarios señalados como testaferros de López, Andrés Galera y Eduardo Gutiérrez, fueron condenados a dos años y medio como partícipes necesarios de enriquecimiento ilícito.

 

Los absueltos fueron la monja Celia Inés Aparicio (que en los videos de la noche en que López llegó al convento es quien le abre la puerta y ayuda a ingresar los bolsos) y otros dos acusados de haber sido testaferros del exfuncionario kirchnerista: Hugo Gianni y Marcos Marconi.