Los números detrás de la paz cambiaria

26 de junio, 2019

sandleris paz cambiaria

Por Juan I. Miguez

 

Según el informe de Evolución del Mercado de Cambios y Balance Cambiario, emitido por el BCRA ayer, 52% más de argentinos vendieron billetes en el mercado de cambios en términos interanuales durante mayo, mes en el que comenzó la paz cambiaria. Por su parte, 1.070.000 argentinos decidieron comprar moneda extranjera durante el mismo mes, cifra similar a abril y marzo.

 

La demanda de dólares de las “personas humanas” fue por US$ 1.425 millones, marcando una reducción interanual de las compras netas del 58%. Las ventas brutas per cápita de este mes se ubicaron en torno a los US$ 919 y las compras brutas en US$ 1.467.

 

En lo que respecta al sector real, mayo fue un mes positivo. Las empresas de este sector fueron vendedoras netas por US$ 2.134 millones. Se destaca el rubro “oleaginosas y cereales”, que fue superavitario en US$ 2.715 millones, registrando un aumento del 19% con respecto al mismo período del 2018.

 

En tanto, los gastos con tarjeta de crédito en moneda extranjera durante mayo fueron por US$ 538 millones, un 35% menos que mayo del 2018. En lo que va del 2019, la reducción interanual en este concepto alcanzó 41%, explicado principalmente por el alto tipo de cambio real existente en la actualidad y la recesión. Por el otro lado, los ingresos de dólares por gastos con tarjetas de crédito fueron por US$ 145 millones, exactamente el mismo valor que en mayo del 2018. En el acumulado anual, en lo que va del 2019 ingresaron US$50 millones más que el año pasado.

 

En el mercado de bienes se dio un ingreso neto de US$ 2.610 millones, explicado por cobros por US$ 5.286 millones y pagos por US$ 2.676 millones. En lo que va del 2019, ese sector lleva aportados en forma neta US$ 9.063 millones, mientras que en el mismo período del 2018 apenas llegaba a US$ 1.510 millones, lo que marca una mejora del 500%.

 

El volumen operado en mayo tuvo un descenso del 18% en términos interanuales. Se operaron un total de US$ 50.678 millones, lo que equivale a un volumen diario de US$ 2.304 millones.

 

Durante este mismo mes, los depósitos en dólares tuvieron un aumento del 4,8%, y alcanzaron los US$ 34.971 millones, mientras que los plazos fijos no ajustables por UVA tuvieron una leve suba del 1,44%, totalizando US$ 26.112 millones. Pero es interesante destacar que, hasta el 14 de junio, los plazos fijos en pesos subieron 3,69%, y los depósitos en dólares cayeron 2,5%, lo que puede explicar en parte la apuesta que están haciendo los argentinos a las altas tasas en pesos que ofrecen los bancos.

 

Pese a la continua baja que viene mostrando la tasa de las Leliq, que lleva una baja de alrededor del 14% desde su pico en abril, las tasas de plazo fijos se mantienen estables. Hasta el 31 de mayo esta tasa fue del 52,2% y el 19 de junio cerró en 50%, lo que demuestra que la baja en la tasa de referencia aún no se tradujo a las tasas pasivas. Cabe recordar que, en el mes de abril, el BCRA le aseguró a los bancos una tasa mínima del 62%. La tasa de préstamos personales también persiste en niveles altos y cerró mayo en el 66,5%, por lo que es lógico que a la actividad económica aún le cueste despegar.

 

En gran parte, debido a las altas tasas existentes en el mercado, los préstamos al sector privado casi no varían en términos intermensuales, salvo los de las tarjetas de crédito. Durante el mes de mayo los créditos hipotecarios aumentaron $351 millones y los prendarios se redujeron $815 millones. En el rubro de las tarjetas de crédito se registró una fuerte suba por $11.521 millones, lo que puede explicar en parte como la recesión esta golpeando el consumo en el país.

 

Tanto los resultados del mercado de cambios en el mes de mayo, como las altas tasas reales de interés existentes, los aumentos que hubo en los stocks de plazo fijo y la reducción de los depósitos en dólares explican en gran parte la calma que se está viviendo con respecto a la cotización del dólar en Argentina.

 

***

El tipo de cambio cerró ayer en $42,38, apreciándose 0,14%, con un elevado volumen operado de US$ 512 millones. Por su parte, en la licitación de Leliq la tasa promedio a 7 días se ubicó en 63,03%, -81 puntos respecto a la tasa promedio previa). Por su parte, el Merval subió 0,45% hasta 40.292 y 947 puntos medido en dólares con un volumen operado de $ 1.040 millones. Los bonos volvieron a caer y el riesgo país volvió a subir a la zona de 880 puntos.

 

***

SBS, optimista

Argentina parece estar ingresando en un círculo virtuoso, dicen desde SBS. “La calma cambiaria estabiliza y recupera la demanda de pesos, permitiendo una desaceleración de la inflación y una recuperación de los ingresos reales, es decir, el consumo”, agregaron. En última instancia, señalaron, “eso aumenta el apoyo al Gobierno y profundiza el ciclo, reforzando las perspectivas de continuidad de políticas”. La inflación de junio probablemente quedará en torno a 2,5% mensual, agregaron.