La paritaria de Moyano, apaciguada por acuerdo hasta diciembre

26 de junio, 2019

Pablo Moyano, Mario Eliceche y Hugo Moyano sellaron el acuerdo

Hugo Moyano y la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas (Fadeeac) cerraron un acuerdo salarial por seis meses que establece el 23% de aumento para la Federación Nacional de Trabajadores Camioneros, que había pedido originalmente un 46%, porcentaje al que igualmente pretende llegar. La intención de la cámara empresarial de promover cambios en el convenio colectivo de trabajo del gremio de camioneros quedó pospuesta y así se desactivó momentáneamente un foco de conflicto que venía preparándose.

 

El aumento de 23% acordado hasta el 31 de diciembre se pagará en dos tramos: 11,5% con el sueldo de julio, y el restante 11,5% con el de octubre. Según informó el sindicato en un comunicado, “se avanzará con la discusión del bono (de fin de año) de 20 mil pesos y el restante 23% para llegar, en los primeros meses de 2020, a completar la totalidad del 46% solicitado por Moyano”.

 

La federación empresarial subrayó que el acuerdo es anual, hasta junio de 2020, y señaló que las negociaciones se retomarán el año próximo, para renegociar a partir de la coyuntura económica del momento. Evitó pronunciarse sobre el bono y sobre un porcentaje final de aumento, a diferencia de lo que resaltó el sindicato. “En enero de 2020 se retomaría la negociación para revisar sus condiciones de acuerdo con la situación económica del país en ese momento”, señaló la Fadeeac en un comunicado, en el que también destacó que el gremio se comprometió “a no realizar reclamos salariales de ningún tipo durante el plazo que dure el acuerdo, que es anual”.

 

El entendimiento debe ser homologado por el Ministerio de Producción y Trabajo, que conduce Dante Sica. El Gobierno, hasta ahora, avaló paritarias que cerraron alrededor del 28% de aumento. La Fadeeac destacó que “se logró concertar sin conflictos una de las negociaciones paritarias más importantes para la economía nacional”.

 

“El acuerdo es importante, se verá reflejado el aumento casi automáticamente. No se tocará el convenio”, dijo Moyano.

 

La paritaria de los camioneros se vislumbraba conflictiva por que Mario Eliceche, presidente de la Fadeeac, había adelantado que veía “improbable” acordar un incremento de 46%. Además, la propuesta empresaria de modificar el convenio colectivo encontró un rechazo total de parte de los Moyano.

 

Hugo y Pablo Moyano, líderes del gremio, fueron acusados de mafiosos por el presidente Mauricio Macri, en un acto por el Día de la Bandera, en Rosario. El presidente puso el foco en el alto costo del transporte por camión, punto que la Fadeeac resalta de forma permanente y busca bajar con cambios en el convenio laboral. Los Moyano respaldan la fórmula de Alberto Fernández y Cristina Kirchner. Facundo Moyano, hijo de Hugo, integra la lista de diputados nacionales por la provincia de Buenos Aires del Frente de Todos.

 

“El acuerdo es muy importante, porque se verá reflejado el aumento salarial de manera casi automática. Además, no se tocará ningún punto del convenio (por el convenio colectivo de trabajo 40/89, que rige la actividad camionera)”, subrayó Moyano. Sin embargo, la Fadeeac aclaró en un comunicado que “las partes acordaron mantener instancias de trabajo futuras para evaluar algunos puntos del convenio colectivo de Trabajo 40/89 que ayuden a mejorar la productividad”. En este punto subsiste una divergencia entre el sector empresario y el gremio, que por ahora está en pausa pero podría reaparecer. El sindicato sostuvo que los puntos a modificar en el convenio son un tema que “quedó descartado” y que solo se avanzó en la negociación salarial.

 

Hace dos semanas, la federación empresaria propuso por carta una serie de cambios al convenio que fueron rechazados de plano por los Moyano. Algunas de las modificaciones que pidió la Fadeeac en esa misiva son reformular “las tareas del chofer”; reducir los montos pagados por horas extra; llevar de 100 a 300 kilómetros el trayecto recorrido para que el transporte sea considerado “de larga distancia”; eliminar los recargos que se abonan a trabajadores de la Patagonia, y cambiar el adicional de antigüedad, que actualmente es del 1% y, según Fadeeac “convierte en no competitivas a las empresas con importante antigüedad de su personal frente a aquellas que recién se inician”. La federación empresaria también planteó cambios en la rama laboral “agua y gaseosas”, establecer la jornada de trabajo reducida y un “sistema de suspensión de personal”.