Frente sellado, pero con definiciones pendientes

13 de junio, 2019

Alberto Fernández y Sergio Massa

El promocionado café entre Alberto Fernández y Sergio Massa se concretó finalmente ayer, en las oficinas del candidato presidencial, y dejó como saldo el anuncio formal del acuerdo electoral y el lanzamiento de un frente llamado “Todos”, en el que quedaron abiertas las alternativas en cuanto a candidaturas.

 

Si Massa será candidato presidencial o a diputado nacional es una incógnita que ayer no se despejó y para la que hay tiempo de definir hasta el 22 de junio, fecha límite para la presentación de las candidaturas. Los frentes debían presentarse ayer.

 

El líder del Frente Renovador hizo breves declaraciones al finalizar el encuentro con Fernández y resaltó que “hay tiempo hasta el 22 de junio para definir el armado de listas” y que “lo importante es poner por delante los intereses de los argentinos”. Aclaró que las postulaciones del flamante espacio “pueden resolverse por consenso”.

 

“Queremos devolverle la esperanza a los argentinos para que no queden de rodillas ante los acreedores y el FMI. Acordamos hoy tres puntos: un programa de gobierno; sostener una coalición de partidos, y resolver nuestras diferencias de forma democrática”, indicó Massa al explicar parte de lo acordado.

 

Las oficinas de Fernández en la calle México, en el barrio de Monserrat, fueron la sede del encuentro. Massa llegó a las 18 y unos minutos después ingresó Fernández, ante una nutrida guardia periodística. Felipe Solá, quien bajó su precandidatura presidencial al conocerse la fórmula Fernández-Fernández, también estuvo en el encuentro de los dirigentes.

 

El nuevo frente entre el kirchnerismo y el massismo se comunicó rápidamente a través de las redes sociales. En sus respectivas cuentas de Twitter, Massa y Fernández publicaron el logo del frente que los aglutina y una serie de mensajes. “El camino para ponernos de pie es entre todas y entre todos”, fue el eslogan que utilizaron los aliados, quienes ya compartieron campaña en el Frente Renovador, del cual Fernández después se alejó para trabajar políticamente con Florencio Randazzo.

 

“Hace tiempo que una gran parte de nuestra sociedad espera que nos unamos para salir adelante. La construcción de una coalición electoral y de gobierno y un programa con bases y puntos acordados lo hará posible. El camino para ponernos de pie es entre todas y entre todos”, rezaba el otro mensaje que Fernández y Massa replicaron en las redes sociales.

 

Hasta el momento, Massa se movió y se presentó como precandidato presidencial. No mostró quién lo acompañaría en la fórmula, si es que esa postulación se concreta. Una posible candidatura a diputado nacional es otra alternativa que se baraja alrededor del acuerdo. Lo que suceda en Tigre, distrito que Massa gobernó y desde el que cimentó buena parte de su poder político, es otro punto a analizar para el nuevo frente. Allí, el intendente Julio Zamora pretende la reelección y Massa apunta a que compita su esposa, Malena Galmarini.