A la espera de la respuesta de Massa

18 de junio, 2019

Alberto Fernandez Massa

En la cuenta regresiva hacia la inscripción de las candidaturas de las alianzas electorales, el líder del Frente Renovador, Sergio Massa, se encuentra cada vez más cerca de resignar sus aspiraciones presidenciales y aceptar el ofrecimiento para ser cabeza de la lista de candidatos a diputados nacionales por la provincia de Buenos Aires.

 

Para tentarlo aún más, los negociadores del kirchnerismo, los diputados nacionales de La Cámpora Máximo Kirchner y Eduardo “Wado” de Pedro, le ofrecerían la presidencia de la Cámara baja, pero como condición le exigen al exintendente de Tigre que desista de competir en las PASO contra la fórmula ya confirmada del Frente de Todos integrada por Alberto Fernández y Cristina Kirchner.

 

Consideran que existe riesgo de que la división de los votos entre Fernández y Massa en las primarias coloque a Mauricio Macri como el precandidato más votado de manera individual, más allá de que en su conjunto el frente opositor acumule mayor caudal de votos, y eso le permita al Gobierno propagar a la opinión pública la sensación de un triunfo oficialista.

 

Antes de dar el sí, Massa quiere asegurarse el control de su patria chica, Tigre, donde impulsa a su esposa Malena Galmarini como candidata a intendenta. El escollo que allí se presenta es que el actual jefe comunal, Julio Zamora, que meses atrás le soltó la mano para volver al PJ, no tiene intenciones de deponer su proyecto de reelección.