Una elección con “dos Menem”

17 de mayo, 2019

Menem elección

La de 2019 es una campaña electoral rara. El pensador francés Maurice Duverger explicaba que el balotaje era un sistema diseñado para castigar a aquellos candidatos, “que aun siendo muy populares, tienen más enemigos que amigos”. En Argentina, Carlos Menem encajaba perfectamente en esa definición en 2003. Salvando las distancias, en 2019 hay dos Menem porque tanto Cristina Kirchner como Mauricio Macri tienen muchos votos pero cosechan más opiniones negativas que positivas. Esto hace que estas elecciones sean diferentes a las anteriores y, al mismo tiempo, genera una gran polarización.

 

Otro dato curioso, es que todas las encuestas colocan primera en intención de voto a alguien que todavía no confirmó que será candidata. Todos sus movimientos indican que lo será, pero la confirmación aún no llegó. Algo similar ocurre con Roberto Lavagna que tiene el apoyo de un segmento del electorado pero a treinta días de la oficialización de alianzas y a cuarenta de la presentación de las listas, todavía no definió si será candidato. Llama la atención lo del peronismo federal que se presenta como un espacio que puede arreglar el país luego del “fracaso del pasado y del presente” pero todavía no pudo arreglar siquiera un mecanismo para definir sus candidatos.

 

Tantas indefiniciones dejan espacio para la fantasía. Y por eso, este año será recordado por la cantidad de cosas que se dijeron que iban a ocurrir y nunca se concretaron. Entre ellas, que no habría primarias, que se desdoblarían las elecciones en la provincia de Buenos Aires, que habría un candidato radical que competiría contra Macri en las PASO y que María Eugenia Vidal sería la candidata presidencial de Cambiemos. Todavía hay quienes hablan del un irreal Plan V. Todo es consecuencia de una mala situación económica que puso en duda que Macri pudiese ser reelecto y a partir de ese dato comenzaron todas las especulaciones.

 

En ese contexto, debe entenderse la curiosa declaración del presidente de la UCR sosteniendo que tal vez Macri no sea candidato. Alfredo Cornejo, generó así, más confusión cuando su cargo exige lo contrario y parecía más un comentarista que alguien que debe mostrar cual es la orientación de su partido. Muchos radicales insisten en la necesidad de ampliar Cambiemos y cuando se les pregunta con quienes lo harían, nombran a figuras que reiteradamente han dicho que no le interesa formar parte de ese espacio. ¿Cuál es la lógica de seguir planteando una alternativa inviable? La líder del tercer partido que integra la coalición oficialista agrede a muchos de sus socios, lo que lejos de constituir un aporte transmite una imagen de desintegración.

 

El mayor aliciente en este contexto, es que falta poco para el 22 de junio, ese día habrá certezas sobre los candidatos y terminarán las especulaciones y las fantasías.

Dejá un comentario