Subió el rojo comercial de EE.UU.

10 de mayo, 2019

Trump déficit comercial EEUU

El Departamento de Comercio de Estados Unidos informó que el déficit comercial de marzo fue de US$ 50.000 millones, un incremento de 1,5% con relación al registro del mes anterior. Las exportaciones crecieron 1% y llegaron a US$ 212.000 mientras que las importaciones, con una suba de 1,1% fueron de US$ de 262.000 millones.

 

El desequilibrio en el intercambio bilateral con China se redujo a US$ 28.700 millones, el monto más bajo desde abril de 2016. Pero su evolución dependerá en buena medida de las negociaciones entre ambos países que se están desarrollando en Washington para lograr un acuerdo comercial. Un ejemplo de ello es lo que puede ocurrir con la soja, que explica buena parte del crecimiento de las exportaciones de Estados Unidos durante marzo, pero que pueden verse afectadas si escala el conflicto comercial.

 

El menor déficit comercial hizo que el sector externo tuviese un papel positivo en el sorprendente crecimiento de 3,2% que tuvo Estados Unidos en el primer trimestre del año. Pero los analistas estiman que ese aporte no se mantendrá ya que el desequilibrio tenderá a aumentar en los próximos meses como consecuencia de que la economía de Estados Unidos crecerá a tasas más altas que la mayoría de sus socios comerciales lo que hará que las importaciones suban a un ritmo mayor que las exportaciones.

 

Además, la fortaleza del dólar contra el resto de las monedas hace más accesibles los productos del exterior para los consumidores estadounidenses mientras que las exportaciones pierden competitividad. De todas maneras, el desequilibrio comercial, que está presente desde hace muchos años, obedece a un factor estructural y es que Estados Unidos consume más de lo que produce con relación al resto de los países. Por eso, se manifestó tanto en épocas recesivas como expansivas y cualquiera haya sido la cotización del dólar frente a otras monedas.

 

***

Opiniones divididas sobre tasas ¿Habrá otra suba o un recorte?

 

Según la encuesta que realiza The Wall Street Journal entre un grupo de economistas, son mayoría los que consideran que el próximo paso de la Reserva Federal será una reducción de la tasa de interés. Es la opinión del 51% de los encuestados mientras que el 49% siga apostando por una suba.

 

El cambio de tendencia es notable porque en la encuesta de marzo sólo el 19% consideraba que la Fed bajaría las tasas. De todas maneras, nadie espera cambios inmediatos y por lo tanto la tasa quedará en su actual nivel de 2,25%/2,50% por un buen tiempo.

 

En el corto plazo, la inflación se mantendría por debajo de la meta del 2% y el nivel de actividad no necesitaría estímulos adicionales.

 

Dejá un comentario