Satisfacción del Gobierno y réplica opositora

17 de mayo, 2019

Garavano

Con la certeza de que Cristina Kirchner será juzgada por corrupción desde el martes en un juicio oral y público, tras la confirmación de la Corte Suprema en la causa “Vialidad”, el Gobierno mostró su satisfacción con la medida. Algunos de los voceros de la postura oficial fueron el presidente, Mauricio Macri; el ministro de Justicia, Germán Garavano, y el presidente provisional del Senado, Federico Pinedo. En el kirchnerismo, la definición del Máximo Tribunal generó una reacción con forma de embestida en la Cámara de Diputados contra Garavano y Laura Alonso, titular de la Oficina Anticorrupción (OA), a la que se plegó también el massismo.

 

Macri subrayó las reacciones contra la posibilidad de que el juicio contra Cristina no comenzará en fecha. “Es lo que necesita esta sociedad. Esta reacción colectiva contra lo que pasó ayer (por anteayer) con el tema judicial. Hay una Argentina que cambió. Queremos cosas claras, no raras”, dijo el Presidente ayer, en el encuentro Experiencia Endeavor, al hacer referencia a los cacerolazos que el miércoles se hicieron sentir en barrios de Capital Federal para reprochar las demoras en el arranque del proceso contra la expresidenta.

 

“Es bueno que, ante la conmoción social y el reclamo muy fuerte de la ciudadanía, la Corte clarifique”, dijo Garavano.

 

Al finalizar la reunión de Gabinete de ayer, Garavano y Pinedo destacaron el desenlace que tuvo el entuerto en la Corte. “Es bueno que, ante la conmoción social y el reclamo muy fuerte de la ciudadanía, la Corte clarifique estos puntos”, consideró Garavano. “Es bueno que el Poder Judicial pueda dialogar con la población y aclararle los puntos que se interpretaron de otra forma y que ayer (por anteayer) generaron una masiva protesta”, completó.

 

“Así como en su momento hubo una sensibilidad muy grande por el 2×1 por los temas de lesa humanidad, también la hay por los temas de corrupción y la sensación de impunidad”, resaltó el ministro Garavano.

 

Pinedo también destacó que el juicio empiece en la fecha prevista y reveló parte de lo dialogado sobre la causa en la reunión de Gabinete de ayer. Dijo que el reclamo de Cambiemos es “que se haga Justicia”, y señaló que el ministro del Interior, Guillermo Dietrich, contó en la reunión de funcionarios que hubo “sobreprecios del 60%” en la obra pública kirchnerista.

 

En el kirchnerismo, tras la confirmación de que el juicio contra Cristina finalmente se iniciará el martes, se produjo una reacción con centro en la Cámara de Diputados y con Laura Alonso como objetivo. El massismo también se sumó a la crítica. Desde ambas fuerzas políticas presentaron proyectos para interpelar a la funcionaria, titular de la Oficina Anticorrupción, una de las partes querellantes en el expediente Vialidad. También pidieron que Garavano concurra a la Cámara Naja para dar explicaciones sobre el desempeño de Alonso.

 

En el kirchnerismo, se produjo una reacción en Diputados con Alonso como objetivo. El massismo se sumó a la crítica.

 

Según un comunicado, los proyectos pusieron en primer plano los comentarios de Alonso en su cuenta de Twitter cuando la Corte pidió el expediente y quedó en riesgo el arranque en fecha del juicio y, además, cuestionaron cómo ejerce su cargo en la OA. Puntualmente, subrayaron que Alonso calificó de “alocada” la decisión de la Corte en su cuenta de esa red social.

 

“Este nuevo ataque a las instituciones de nuestro país, sumado a los funestos antecedentes que en similar sentido se registran respecto de la funcionaria Alonso, y las diversas causas penales en las que se encuentra imputada, exigen su interpelación”, se resumió en el comunicado al sintetizar las presentaciones.

 

Los proyectos para interpelar a Alonso fueron presentados por el kirchnerista Rodolfo Tailhade y por el massista Raúl Pérez. Tienen el apoyo de Felipe Solá y Leonardo Grosso, entre otros diputados.

Dejá un comentario