Santander gana € 1.840 M en el primer trimestre

2 de mayo, 2019

El banco Santander de España obtuvo un beneficio atribuido de 1.840 millones de euros en el primer trimestre, con una utilidad antes de impuestos que aumentó 3% en euros constantes, hasta 3.684millones.

 

Sin embargo, el beneficio atribuido del trimestre cayó un 10% con respecto al mismo periodo del año anterior, con un cargo contabilizado de 108 millones de euros por costos de reestructuración en Reino Unido y Polonia, y ventas de activos.

 

La tendencia del negocio ordinario “fue sólida durante el trimestre, con un aumento del margen de intereses del 3%, hasta 8.682 millones de euros, y una reducción de los gastos del 2%, sin inflación”. El crédito y los recursos de clientes aumentaron en los últimos doce meses 4% y un 5% en euros constantes (excluido el impacto de los tipos de cambio).

 

El número de clientes que opera en el Santander como banco principal continuó creciendo, con un incremento de 1,8 millones de clientes vinculados durante el último año, hasta los 20,2 millones. En total, el Grupo da servicio a 144 millones de clientes, más que cualquier otro banco de Europa y América.

 

La digitalización continuó creciendo con fuerza y el banco tiene ya 33,9 millones de clientes que usan servicios online (un crecimiento de 6,5 millones en los últimos doce meses), lo que lo ayudó a mantenerse como uno de los tres mejores bancos en satisfacción del cliente en siete de sus principales países.

 

“La calidad crediticia siguió mejorando, con una reducción en la ratio de morosidad de 40 puntos básicos, hasta el 3,62%, y las dotaciones por insolvencia cayeron 5%, hasta 2.172 millones de euros. El coste del crédito cayó siete puntos básicos en el año, hasta el 0,97%, el nivel más bajo desde 2008”, sostuvo la entidad.

 

El número de clientes que opera en el Santander como banco principal creció en 1,8 millones durante el último año.

 

Esta tendencia positiva se vio afectada, sin embargo, por los menores ingresos en varios mercados, un ajuste por la elevada inflación en Argentina y la adopción de la norma contable NIIF 16. Como consecuencia, el beneficio ordinario cayó 2% en euros constantes, hasta los 1.948 millones.

 

El Santander se mantuvo “como uno de los bancos más rentables y eficientes entre sus comparables, con un retorno sobre el capital tangible (RoTE) contable del 11,2% y una ratio de eficiencia del 47,6%”. El valor tangible neto por acción aumentó un 3% durante el trimestre, hasta los 4,30 euros.

 

La presidenta de la entidad, Ana Botín, señaló que “el número de clientes vinculados y digitales aumentó en 1,8 millones y 6,5 millones, respectivamente, lo que permitió un crecimiento de los ingresos de clientes en los últimos doce meses, mientras que la calidad del crédito y los costes tuvieron un buen comportamiento”.

 

“El beneficio ordinario creció en siete de nuestros diez mercados principales. Estados Unidos fue nuevamente el de mayor crecimiento, con un beneficio atribuido que subió 46% respecto al mismo periodo de 2018, mientras que Brasil y México mantienen el impulso positivo de los últimos años. Estos resultados se han logrado en un contexto operativo difícil, sobre todo en Reino Unido y Europa”, sostuvo.

Dejá un comentario