Papi, ¿qué es el crecimiento sostenido?

29 de mayo, 2019

crecimiento Argentina

Que la economía de Argentina tiene problemas para crecer es sabido y que, cuando lo logra, le cuesta mantenerlo, también. Según Federico Moll (Ecolatina), estamos entre los países más volátiles del mundo. Además, Moll hizo un interesante gráfico mostrando cuánto tiempo de sus vidas pasaron los argentinos con el trasfondo de una economía recesiva. Así, un pibe de 10 años vivió la mitad de su vida en recesión. Un joven de 20, 45% y uno de 30, 40%. La lista sigue hasta un adulto de 60, que está apenas un poco mejor: 37% de su vida estuvo en recesión. El diagnóstico es claro y el problema, como se observa, creciente.

 

 

“Estos números solo pueden ser comparados con los del Congo, Irák, Siria o Zambia. Es decir, somos parte de un grupo selecto de países que difícilmente pueden ser llamados economías de mercado. En este sentido, no es descabellado decir que Argentina es la economía más volátil del mundo”, dijo Moll en diálogo con El Economista.

 

“La pertenencia de Argentina a este grupo no solo es parte de nuestra historia sino que es algo muy actual.  El PIB per cápita se contraería 2,7% en 2019 y sería la séptima peor recesión del mundo de acuerdo a las proyecciones del FMI. Solo Venezuela, Guinea, Irán, Nicaragua, Sudán y Turquía tendrían una recesión más profunda que la nuestra”, dice Moll y agrega: “La alta volatilidad no solo es real sino que también es nominal. Pocos países tienen una historia inflacionaria tan rica como la nuestra. Argentina pasó por estabilidad de precios, inflación crónica de dos dígitos, de tres dígitos e hiperinflación para volver a la estabilidad nominal (convertibilidad) e inflación crónica de dos dígitos (actualidad)”.

 

Por último, concluye: “Al enfrentarse a una cantidad significativa de momentos recesivos (caracterizados por caída del salario real y el empleo), el argentino fue generando comportamientos defensivos que son tan entendibles como perjudiciales para el desarrollo macroeconómico”.

Dejá un comentario