Ollas populares de Moyano, y transporte parado

2 de mayo, 2019

Moyano

El 1º de Mayo estuvo lejos de ser un bálsamo para el Gobierno, después del conflictivo paro del martes, que incluyó incidentes, detenidos y duras críticas cruzadas. Ayer, el feriado tuvo su cuota de presión callejera, tanto del moyanismo, que desplegó ollas populares, como de los gremios enrolados en la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT), que realizaron un paro que prometen repetir todos los feriados.

 

Los camioneros, principales impulsores de la huelga general del martes, siguieron ayer en las calles. El gremio que lideran los Moyano instaló más de 400 ollas populares, según informó el sindicato, en territorio porteño y bonaerense para que “todos vean la necesidad y el hambre que tiene el pueblo”.

 

“Es un Día del Trabajador especial, porque estamos laburando para darles a los que menos tienen”, dijo Hugo Moyano, quien hizo declaraciones a la prensa en el Monumento al Trabajo, en la intersección de las avenidas Paseo Colón e Independencia.

 

“No pueden criticar un paro legítimo, si salenterceros en todas las elecciones”, chicaneó Pablo Moyano al Gobierno.

 

El gremio destacó que las ollas populares son “una continuidad del plan de lucha”, que el martes tuvo un capítulo excluyente con el paro que el Gobierno calificó de “fracaso”. Según informó el sindicato, los camioneros instalaron ollas, además de en la ciudad de Buenos Aires, en Pilar, Pergamino, Tandil y Campana, entre otros distritos.

 

Pablo Moyano afirmó que las ollas populares instaladas fueron “el mejor homenaje a los trabajadores luchadores que, en forma solidaria, podemos compartir un plato de comida con aquellos que la están pasando mal y no tienen para comer”. El número dos del gremio de camioneros anticipó que en las próximas paritarias de su sindicato pedirá un 45 % de aumento y un bono de $ 20.000.

 

Los cruces con el Gobierno por el paro del martes siguieron ayer. “No pueden criticar un paro legítimo, si salen terceros en todas las elecciones”, consideró Pablo Moyano apelando a los últimos tests electorales que enfrentó Cambiemos en distintas provincias.

 

Por una medida de la CATT, que lidera Juan Carlos Schmid, extriunviro de la CGT, no hubo trenes, colectivos, ni subtes.

 

La presencia moyanista fue amplia ayer. No solo fueron de la partida Hugo y Pablo Moyano, sino que también se mostró en las ollas Karina, una de las hijas de Hugo, que fue una de las que cocinaron el guiso que se ofreció en Paseo Colón e Independencia.

 

El líder de la CTA de los Trabajadores y diputado nacional, Hugo Yasky, fue otro de los referentes gremiales que ayer participaron de las ollas populares motorizadas por los camioneros de Moyano. “Estas ollas simbolizan el hambre que hay”, dijo en el Monumento al Trabajo.

 

En La Plata, frente a la Casa de Gobierno provincial, el gremio camionero repitió su estrategia de instalación de ollas. Para escenificar la protesta ante la gobernadora María Eugenia Vidal, el sindicato instaló ollas, gazebos y mesas en la Plaza San Martín.

 

El conflictivo Día del Trabajador tuvo otro condimento, el del paro del transporte público. Por una medida de la CATT, confederación gremial que conduce Juan Carlos Schmid, extriunviro de la CGT, no circularon trenes, colectivos, ni subtes. El reclamo es contra las retenciones impuestas a los trabajadores por el impuesto a las ganancias, e incluye medidas similares todos los feriados, ya que muchas veces el plus cobrado por trabajar esas jornadas es el que lleva a los empleados del transporte a entrar en la retención por Ganancias.

 

El líder de la Unión Tranviarios Automotor (UTA), Roberto Fernández, adelantó que al menos el 25 de mayo harán un nuevo paro. Schmid, que lidera el gremio de dragado y balizamiento, explicó que el paro estuvo “ligado al impuesto a las ganancias”, ya que “se paga doble (por trabajar un feriado), pero al modificar la categoría hace que los trabajadores trabajen más para ganar menos”.

Dejá un comentario