Macri se volvió a mostrar con Vidal en una inauguración en Campana

14 de mayo, 2019

Macri se volvió a mostrar con Vidal en una inauguración en Campana

Tras el último encuentro el viernes  en el acto de inauguración del viaducto del Ferrocarril Mitre en la nueva estación Belgrano C, el presidente Mauricio Macri y la gobernadora María Eugenia Vidal, se volvieron a juntar pero esta vez en territorio bonaerense, en la ciudad de Campana, donde inauguraron las obras portuarias de la firma Euroamerica SA.

 

“En esta terminal se realizó una obra de dragado y se ampliaron los muelles, y cuando se terminen los trabajos va a ser una de las más grandes de Sudamérica para esta industria. Desde el Gobierno los acompañamos para que sigan creciendo y generando trabajo en la Provincia”, manifestó Vidal en Twitter, en referencia al ambicioso proyecto de la Terminal Portuaria Tajiber que agrega 240 hectáreas y 700 metros de costa para el manejo de carga general, autos y contenedores. Cuando esté totalmente habilitada, será una de las más importantes del país para el comercio automotriz.

 

La nueva terminal posee una ubicación estratégica, cercanía con el mar y canales de navegación de acceso con calado garantizado, accesos viales pavimentados de rápida vinculación con la Ruta Nacional 9 y la Provincial 6. También una conexión exclusiva dentro de la terminal con el ferrocarril NCA y enlace con otras líneas como Ferrosur Roca, FerroExpreso Pampeano y Trenes Argentinos Carga y Logística (Belgrano Cargas y Logística SA). Cuenta además con proximidad a la red de gasoductos y poliductos de Argentina.

 

Macri estuvo acompañado además por Daniel Swier, titular del Complejo Portuario Euroamerica, la firma encargada de la obra, y dialogó con los operarios que trabajan en el embarcadero. También participaron Sebastián Abella, intendente de Campana, y Mariano Saúl, subsecretario de Puertos y Vías Navegables de la Nación.

 

 

El complejo portuario de Campana cuenta también con una terminal destinada a cargas limpias para el comercio de cítricos, carnes y azúcar, entre otros productos, y una tercera orientada al sector industrial en que prevalecen las operaciones de carbonato de sodio, sulfato de sodio, sal, hidróxido de aluminio y cloruro de potasio.

 

Desde diciembre de 2015, el Gobierno adoptó una serie de medidas orientadas a reducir los costos logísticos de los puertos argentinos que tornaban menos competitivo el comercio con otros países por las vías fluvial y marítima. En ese lapso, se redujo 61 por ciento los costos logísticos de exportación y 21 por ciento los de importación en el puerto de Buenos Aires.

 

Ahora, exportar un contenedor del Puerto de Buenos Aires es más barato que hacerlo desde Santos, en Brasil, en tanto se redujo un 17 por ciento los costos de importación desde esa terminal. Además, en julio de 2016, el Gobierno desactivó el TAP (Transporte Argentino Protegido), un seguro obligatorio para contenedores que implicaba un sobrecosto anual para los usuarios del Puerto de Buenos Aires, Exolgán y Zárate de US$ 1500 M.

 

 

A esto se suma, la derogación de la resolución que impedía que la carga de exportación nacional transborde en Montevideo, lo que ocasionó que más de 190 mil contenedores por año lo hiciesen en Brasil, perjudicando a la Argentina y Uruguay.

 

Dejá un comentario