Lousteau: un enigma difícil de dilucidar para Macri

2 de mayo, 2019

“Ni siquiera estoy en Cambiemos”. La frase resonó fuerte días atrás en una entrevista que brindó el diputado y economista Martín Lousteau en televisión abierta. Mientras en las últimas semanas mantuvo una serie de encuentros con el presidente Mauricio Macri y se veía a ambos dirigentes con una comunicación aceitada, Lousteau se desmarcó de la alianza gobernante.

 

Al mismo tiempo, reconoció que la vicepresidencia jamás le fue ofrecida, elemento que esgrimió en medio de una serie de reuniones que las figuras más importantes del Gobierno (Marcos Peña, María Eugenia Vidal, Horacio Rodríguez Larreta), habían mantenido con los popes del radicalismo para aliviar tensiones. Con dichas declaraciones, el exembajador ante Estados Unidos sumó un nuevo gesto ambiguo y zigzagueante ante el oficialismo y ante la figura de Macri. Su nombre suena para ocupar distintos puestos dentro del armado electoral de Cambiemos e incluso se piensa que podría actuar por fuera de alianza. Roberto Lavagna lo quiere para competir en territorio porteño.

 

En el entorno de Lousteau se mantienen cautos y lejos de las definiciones en materia electoral. Desestiman la posibilidad de una candidatura por la vicepresidencia al mismo tiempo que admiten que la vocación por competir por la jefatura de Gobierno continúa intacta, aunque todavía no hay definiciones al respecto. En ese sentido ven como lejana la chance de que el actual diputado, compita por una senaduría nacional. Este año, la Ciudad, renovará sus tres senadores en la Cámara Alta del Congreso. Dicho movimiento le sería muy útil a Larreta, quien potenciaría su lista y en la misma jugada se quitaría de encima a un competidor directo.

 

“Debería haber una coalición que supere a Cambiemos, que tenga más gente adentro: Stolbizer, Lavagna”, agregó el diputado.

 

“Los problemas de la Argentina son estructurales, y tenemos que diagnosticarlos bien y tener coaliciones lo suficientemente grande como para poder abordar lo que hay que hacer”, expresó Lousteau en recientes declaraciones y agregó: “No voy a estar en ningún lugar que no comparta el diagnóstico que la coalición para gobernar la Argentina, tiene que ser más grande”.

 

De esa manera tomó distancia y puso paño fríos a las especulaciones. En efecto, y tal como contó este diario, Lousteau presentará en los próximos días en la Feria del Libro su último trabajo editorial, donde se propone sondear soluciones para los problemas estructurales del país.

 

Con el respaldo del comité del radicalismo de la Ciudad y con la figura del histórico dirigente Enrique “Coti” Nosiglia moviéndose tras bambalina, Lousteau se anima a reclamar públicamente una alianza “que sea más grande que Cambiemos”, envía guiños al exministro Lavagna y a sectores del progresismo, al tiempo que intenta marcarle la cancha al radicalismo a nivel nacional, cuyo presidente, Alfredo Cornejo, todavía no convocó a la Convención Nacional, si bien circula que la convocatoria podría efectivizarse a fines de este mes en Corrientes.

 

“Los problemas son estructurales, tenemos que diagnosticarlos y tener coaliciones grandes para bordarlos”, dijo Lousteau.

 

En esa línea, el exministro durante el primer mandato de Cristina Kirchner, volvió a reclamar por las primarias (PASO), como el mejor método para dirimir candidaturas dentro de la coalición que reclama. “Debería haber una coalición que supere a Cambiemos, que tenga a mucha más gente adentro como al socialismo, a Margarita Stolbizer, a Lavagna, a parte del peronismo”, ratificó en su pedido de primaria, algo que venía reclamando desde 2017 cuando la alianza electoral Cambiemos no se conformó en la Ciudad, y el radicalismo porteño con Lousteau a la cabeza constituyó su propio frente.

 

Un dato insoslayable es la imposibilidad que Larreta y la UCR de la Ciudad (sumado a la CC ARI y a Confianza Pública), han exhibido para replicar el sello que gobierna el país, en el distrito cuna del PRO.

Dejá un comentario