Radicales no “rompen”, pero piden ampliar y paridad en la toma de decisiones

22 de mayo, 2019

Cornejo UCR radicales

En pocos días más, se reunirán los radicales en Parque Norte. Será el lunes 27. Antes de la fecha, el diálogo interno ya comenzó. Ayer, El Economista accedió a un documento, aún en fase de borrador, que deja traslucir el espíritu del encuentro boina blanca, y sobre todo del sector más crítico con el funcionamiento de Cambiemos. Si bien “no rompen”, como se temía, piden agrandar el espacio (no hablan de Cambiemos) y, a la vez, poner a los radicales en pie de igualdad a la hora de tomar decisiones.

 

Entre las resoluciones, se establece “ratificar los acuerdos políticos nacionales aprobados por la Convención Nacional en su sesión del 15 de marzo de 2015” y, además, “procurar su ampliación en una nueva coalición para participar en las próximas elecciones nacionales y distritales a otros partidos o sectores políticos que estén comprometidos con la defensa del sistema republicano, representativo y federal y que compartan los lineamientos generales de Gobierno de la Unión Cívica Radical”. Claro: no rompen, pero piden ampliar la coalición.

 

 

Además, el documenta deja traslucir un pedido de mayor participación en el Gobierno, es decir, ir más allá de una coalición electoral. De hecho, pide “constituir una Comisión de Acción Política para que negocien la instrumentación de los acuerdos”. Esa comisión, entre otras cosas, velará por “respetar los lineamientos generales de Gobierno y preceptos doctrinarios de la Unión Cívica Radical” y reclamará “la participación de las autoridades de la Unión Cívica Radical en paridad de condiciones en la adopción de decisiones de Gobierno”.

 

“Si hay algo que este tiempo de gestión de Cambiemos demuestra es que las dificultades fueron subestimadas, las propias capacidades sobreestimadas o una combinación de ambas”, dice el borrador

 

Entre otras menciones, el documento dice: “En nuestro presente lo que se precisa es construir una coalición superior a Cambiemos, que se enfoque en la gobernabilidad, convocando a todos aquellos con espíritu republicano y a partir de un diagnóstico común, elaborar políticas compartidas, apoyadas y defendidas por todos los miembros. Hoy lo que necesitamos construir es una coalición de gobierno, con reglas claras que indiquen el rol de cada partido”.

 

“Las coaliciones precisan un fructífero diálogo interno para realizar diagnósticos, elaborar políticas, aunar posiciones y fijar comportamientos que provean certidumbre”, señala

 

Por último, agrega: “La coalición que surja va a requerir de mayor legitimidad política y mejor coordwinación entre los partidos que la formen. Ese es uno de los grandes temas que esta Convención debe definir. El radicalismo no es un partido parlamentario, ni es un partido distrital: es un partido nacional. Sin reglas funciona mal”.

 

Dejá un comentario