Llaryora arrebató el principal bastión de la UCR

13 de mayo, 2019

Llaryora votando en la ciudad de San Francisco

 

El peronismo de la provincia de Córdoba volvió a tomar el control de la segunda ciudad más importante del país. El candidato del oficialismo Hacemos por Córdoba, Martín Llaryora, se impuso en el distrito más importante de la provincia que representa cerca del 40% del padrón provincial.

 

Mientras Llaryora obtuvo alrededor del 36,8% de los votos (99% escrutado), en segundo lugar quedó quien supo ser intendente de la ciudad entre el 2003 y 2007, Luis Juez, que cosechó 19,9% de los votos. El exembajador compitió dentro del frente Córdoba Cambia, que recibió el apoyo de la Casa Rosada.

 

Tercero, el candidato del actual intendente Ramón Mestre, el joven Rodrigo de Loredo que obtenía cerca del 17,7% de los sufragios. Luego de ocho años al frente de la ciudad, Mestre no logró imponer un sucesor natural, a lo que se le suma la fractura del frente Cambiemos, lo que imposibilitó aglutinar votantes. Al mismo tiempo, el jefe del radicalismo cordobés, no supo hacer valer su estructura territorial, sobre todo en el distrito que llegó a administrar por dos períodos.

 

Hay que remontarse a 1999 para encontrar el último triunfo del peronismo en la ciudad, coincidente con el de De la Sota

 

La derrota a nivel provincial era esperable, pero perder una de las intendencias más importantes será un dato duro de digerir y traerá ruido en las filas del UCR. A Córdoba, probablemente se le sumarán la ciudad de Santa Fe y Paraná.

 

Llaryora, quien fue intendente de la ciudad de San Francisco (en la jornada de ayer votó en dicha localidad), fue electo vicegobernador en 2015 y en las legislativas de 2017 encabezó la lista de diputados nacionales, apoyado por el actual mandatario Juan Schiaretti.

 

En la previa, Juez había presentado impugnaciones ante la Justicia Electoral por el domicilio de Llaryora, pero la misma no prosperó.

 

Hay que remontarse hasta 1999 para encontrar el último triunfo del peronismo en la ciudad, coincidente con el triunfo de José Manuel De la Sota, en momento en que el peronismo comenzó a administrar la provincia.

 

En los días previos a la elección, tanto Negri como Juez manifestaron quejas contra el diseño de la BUS (Boleta Unica de Sufragio), porque el diseño beneficiaba al candidato del oficialismo local, facilitando el arrastre de los candidatos a la gobernación.

Dejá un comentario