La UCR desaprovecha una oportunidad

22 de mayo, 2019

ucr radicales

Existe la creencia de que  los del PRO son novatos en política mientras que los radicales son expertos. Sin embargo, en los últimos días, muchos de ellos no lo están demostrando y alimentan propuestas con poco sustento en lugar de canalizar la energía allí donde puede haber resultados palpables.

 

El presidente de la UCR sostuvo recientemente que no podía descartarse que en Cambiemos haya  primarias por la candidatura presidencial. Con razón, Marcos Peña le contestó que esa alternativa no tenía lógica política y que los antecedentes que hay fueron siempre negativos.

 

Es curioso que Alfredo Cornejo insista con un camino en el que perderían todos. Macri, porque sería criticado desde adentro de Cambiemos y la UCR, porque sería derrotada en las primarias y tendría menos poder de negociación posterior.

 

Martín Lousteau, al que siempre se propone para ese desafío es una de las figuras más lúcidas del país, pero carece de los antecedentes y un encuadre político orgánico  como para ocupar el lugar de custodio de la identidad radical frente al macrismo. Tampoco se sabe lo él que piensa sobre esa posibilidad.

 

Julio Cobos, que tuvo y tiene responsabilidades institucionales, propuso el lunes la candidatura de María Eugenia Vidal.  Era un camino que se podía haber explorado hace un año, pero no a escasos 30 días de la oficialización de las listas. Sólo sirve para desgastar la imagen del Presidente y generar más tensión en Cambiemos. Además, privaría a la mayor provincia de Argentina de su principal candidata. Fuera de tiempo.

 

Otro sector de la UCR insiste en hacer un acuerdo con quienes ya han dicho, reiteradamente, que no quieren hacerlo. Habrá dirigentes aislados que, eventualmente,  apoyen otras candidaturas presidenciales y abundaron las coaliciones más amplias en las elecciones locales, pero es impensable que la UCR, orgánicamente, abandone Cambiemos para hacer una alianza con Juan Schiaretti, Sergio Massa y Roberto Lavagna. Es política ficción.

 

Se acerca la Convención Nacional y al radicalismo le conviene fortalecer Cambiemos y, a su vez, fortalecerse dentro de Cambiemos. Algunos dirigentes radicales están atentando contra las dos cosas.

 

Eso los entendieron los radicales bonaerenses que, en su Convención del sábado pasado, ratificaron la pertenecía a Cambiemos pero pidieron cambios en su funcionamiento e “impulsar la institucionalización de un espacio de decisión política”. Parece un camino más provechoso para todos y al que Macri deberá contribuir con gestos de mayor apertura que permitan generar expectativas de que un segundo mandato será mejor que el primero.

 

 

Dejá un comentario