La producción industrial pyme cayó 10,3%

27 de mayo, 2019

pyme producción

La producción industrial de las pyme mantiene sus resultados en rojo desde hace doce meses y durante el mes pasado profundizó su caída. Así lo indicaron los datos publicados ayer por la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (Came) sobre el desempeño de abril, que presentó un descenso de 4,3% en relación a marzo (sin desestacionalizar) y una contracción de 10,3% respecto a abril del año pasado. A la vez, el dato de abril dejó un acumulado negativo de 8,3% frente al mismo período de 2018.

 

 

“Los bajos niveles de consumo del mercado interno sumado a un mercado externo que tampoco encuentra dinamismo, están limitando toda posibilidad de recuperación de la industria. Los empresarios siguen achicando sus negocios, reduciendo costos y tratando de sostenerse esperando que el mercado se reactive”, indicó la Came en su informe, que además señaló que en abril muchas empresas ofrecieron descuentos para liquidar sus stocks y obtener liquidez, ya que muchas de las ventas que realiza la industria se remunera con cheques a plazos largos que debido a las tasas se evitan cambiar.

 

“La liquidez es un problema para el empresario. El plazo promedio de los cheques recibidos se ubicó en sesenta días con una tasa promedio de 59%. El 42,5% de las empresas consultadas comentan que acuden a descontar esos valores por las necesidades que tienen de liquidez. De hecho, un tercio de las firmas considera que esos dilemas actualmente son altos o muy altos”, destacó la Came.

 

Según Came, la actividad manufacturera no mostró señales de recuperación y durante el mes pasado sólo 27,8% de las empresas tuvieron crecimiento, mientras que únicamente 29,9% de la industria tuvo rentabilidad. Además, el uso de la capacidad instalada bajó a 57,5% en abril y en este aspecto el sector más afectado fue el de material de transporte, que trabajó con 44% de su capacidad, mientras que los menos afectados fueron los sectores de productos químicos y de productos de metal, maquinaria y equipo, que utilizaron 69,2% y 64%, respectivamente.

 

“En nuestro sector hay muchas pyme vendiendo stocks acumulados y descapitalizándose”, explicaron desde la Cámara Argentina de Fabricantes de Muebles, Tapicerías y Afines de la Argentina (Cafydma). “La tasa de 29% no se consigue y las pyme deben ir a los bancos privados donde es mucho más alta”, afirmó Juan Galat, director de Cafydma, que además señaló que hacia adelante ve complicado el panorama porque hay incertidumbre y no se están realizando inversiones en el sector.

 

De acuerdo con el relevamiento de la Came, que abarcó a 300 firmas de todo el país, la proporción de industrias en alza se redujo de 31,7% en marzo a 27,8% en abril, mientras que 62,2% registró caídas anuales en su producción, frente a 54,4% en marzo, en tanto que otro 10% se mantuvo sin cambios. “Esa desmejora en parte se explica por el manejo de los stocks”, afirmó la entidad en su estudio.

 

Respecto a las perspectivas a futuro, el estudio detectó deterioro también en esta materia, teniendo en cuenta que sólo 18,5% de las industrias pyme consultadas cree que la producción aumentará en los próximos seis meses, mientras que el mes pasado esa proporción era de 26,3%. En tanto, 53,1% cree que se mantendrá en los niveles actuales y 20,5% estima que continuará bajando. Además, la intención de inversión bajó de 22,4% en marzo a 20,5% en abril, y también se redujo de 17,1% a 13% la proporción de empresas que están evaluando esa posibilidad.

 

Como datos positivos, la Came indicó el crecimiento de 2,1% interanual en la actividad de papel, cartón, edición e impresión, que según el relevamiento sus empresas trabajaron con la demanda en alza, ayudado por el menor ingreso de importaciones y algunos pedidos que se activaron sobre fin de mes. Además, destacó la leve reducción del plazo promedio de los cheques recibidos, aunque señaló que sigue siendo alto.

 

El descenso más profundo del mes pasado en la comparación interanual se dio en la actividad de calzado y marroquinería, que se contrajo 24,6%, seguido por material de transporte (-24,2%); productos minerales no metálicos (-22,6%); productos de madera y muebles (-21,2%); productos de caucho y plástico (-13,9%); productos electro-mecánicos e informáticas (-12,2%); fabricación de productos de metal, maquinaria y equipo (-9,5%); productos textiles y prendas de vestir (-8,8%), productos químicos (-4,6%); y alimentos y bebidas (-2,7%).

 

Dejá un comentario