Exmujer del CEO de Amazon lo sigue desafiando: donó la mitad de su fortuna

29 de mayo, 2019

MacKenzie Bezos encontró otra excelente manera de eclipsar a su ex: firmar el “Giving Pledge“, que es un compromiso de entregar la mitad de su fortuna que obtuvo tras el divorcio del CEO de Amazon (que la convirtió en una de las personas más ricas del mundo con más de US$ 35.000 millones), a causas benéficas mientras viva. Jeff Bezos aún no ha firmado.

 

Esta jugada despliega una estrategia de poder pero no quiere decir que Bezos no haya hecho grandes regalos caritativos. Business Insider publicó recientemente una lista de algunos que se divulgaron públicamente. Pero para el hombre más rico del mundo, con un estimado de US$ 114.000 millones, parecen poco.

 

Mientras tanto, el número 2 y el número 3 en la lista de multimillonarios, Bill Gates y Warren Buffett, también firmaron el compromiso; de hecho, esta tendencia comenzó con Melinda Gates hace casi una década.

 

Cabe destacar que la generosidad de Gates floreció después de su enfrentamiento con las autoridades gubernamentales antimonopolio. ¿Está Bezos esperando lo mismo? Podría ser bueno para los negocios, así como para el mundo, si se sube a este carro más pronto que tarde.

 

 

Letra chica

 

Según indicaron desde su entorno, puede ir más allá de la mitad de su fortuna, insinuando en su carta que se compromete a que “tiene una cantidad desproporcionada de dinero para compartir” y que “continuará” hasta que la caja fuerte esté vacía”.

 

Bezos se negó a comentar sobre sus prioridades específicas, pero el un Fondo creado por ella y Jeff Bezos el año pasado se centró en la educación y la falta de vivienda.

Otros firmantes de compromiso de este año incluyen al fundador de WhatsApp, Brian Acton y su esposa, el ex Director de Comunicaciones de Stanford, Tegan Acton; el Director Ejecutivo de Coinbase, Brian Armstrong; el CEO de Twilio, Jeff Lawson;

 

El número total de firmantes del Giving Pledge ahora es de 204.

 

Los analistas creen que el trasfondo es que Bezos y los otros multimillonarios que hicieron esta promesa pueden ser acusados ​​de utilizar la filantropía para influir en la sociedad sin hacer nada para abordar las causas subyacentes de la desigualdad, o pagar su parte justa de los impuestos.

 

En este sentido, hay un creciente grupo de críticos que señalan que están permitiendo que los multimillonarios elijan cómo gastar su fortuna sin pagar impuestos sobre ellos, cuando se les podría cobrar impuestos y dedicar una parte a los gastos públicos a necesidades acordadas.

Dejá un comentario