El mercado ve al dólar sólo 10% más caro en diciembre

2 de mayo, 2019

Dólar dólares

Por Luis Varela 

 

Después de las dos bajas seguidas en el precio del dólar en las últimas dos ruedas de abril debido al cambio de política monetaria del Banco Central, empezaron a aparecer en la city y en los mercados externos proyecciones que ven al billete con tendencia más tranquila para los próximos meses.

 

El martes el billete verde terminó a $ 45,36 en el minorista oficial, a $ 46 en el blue y a $ 44,15 en el mercado mayorista, y con eso el precio de las grandes operaciones cerró abril con un avance de apenas 1,8%, por debajo de la inflación estimada y muy por debajo de lo que pagó la tasa de interés.

 

Cada cierre de mes la inflación de Bahía Blanca hace punta y muestra cómo viene la tendencia. Y ayer, según el IPC On Line, que hace un relevamiento de más de 42.000 precios, arrojó un resultado de 3,71%, medio punto por encima del mes anterior. Con eso, la inflación acumulada en los primeros cuatro meses del año llega a 13,57%.

 

¿Qué pasó con el dólar en comparación con esos números? Como dijimos, en abril el mayorista subió, el minorista avanzó 2,2% y el blue 5,4%. Y en cuatrimestre el minorista subió 16,8%, el blue 13,6% y el mayorista 17,1%.

 

¿Cuánto pagaron las tasas de interés en pesos en esos períodos? En abril los plazos fijos pagaron entre 3,3% y 3,6% mensual y las Leliq le dio a los bancos 4,72%, mientras que en el cuatrimestre los plazos fijos les pagaron a ahorristas e inversores entre 12,1% y 13,3%, mientras que las Leliq premió a los bancos con 16,2%.

 

En síntesis, después de un primer trimestre convulsionado, en abril la tasa de interés le ganó al dólar, gracias fundamentalmente al cambio de política que aplicó el Banco Central, operando entre bandas, en una decisión avalada por el Fondo Monetario Internacional.

 

A partir de ahora, por supuesto, todo dependerá de varios elementos: la marcha de los precios, y las tensiones políticas en medio de una campaña electoral que se hará cada vez más virulenta.

 

Según un informe sobre inflación que circula entre empresarios, se espera para abril una inflación del 4% y para mayo se prevé una variación del orden del 3%.

 

Mientras esto sucede, en las últimas semanas el Banco Central estuvo pagando puntualmente todos los cupones de bonos que fueron venciendo y, en consecuencia, las cuentas bancarias de los privados se llenaron de dólares, que deberán tomar decisiones en las próximas semanas.

 

Según datos del Banco Central, hay en los bancos US$ 7.326 millones en stock de plazos fijos y US$ 22.147 millones en cajas de ahorro. Debido a la abundancia de billetes, y para que esos casilleros no sean utilizados como cajas de seguridad gratuitas, los bancos acaban de bajar la tasa de interés en dólares.

 

Por plazos fijos, por depósitos mayores a US$ 1 millón se venía pagando una tasa del 1,6% anual, y desde ahora ese nivel fue bajado al 0,8%. A partir de esto los inversores deberán decidir: renuevan, colocan los dólares en una caja de seguridad, se los llevan a la casa o los transfieren a una cuenta en el exterior.

 

Con este movimiento, empiezan a aparecer todo tipo de analistas que ven la posibilidad de que el dólar se estacione. Por ejemplo, el Banco de Inversión J.P. Morgan ve al billete muy tranquilo, en $ 50 para fin de año, o sea apenas 10% por encima del precio actual.

 

Si se compara esa suba esperada para los próximos ocho meses con las tasas que pagan los bancos por un depósito a plazo fijo en ese mismo término, se concluye que el dólar podría ser un muy mal negocio. Si se cumple lo que dice JPMorgan, el billete subirá 10%, contra una renta de entre 32% y 36% para los plazos fijos.

 

Ayer, por supuesto, no hubo actividad en el mercado local por el Día del Trabajador, y más por el paro realizado por la CGT. Los temas, sin embargo, estuvieron dominados por las tensiones en Venezuela, y por las miradas con ceño fruncido entre Washington y Moscú.

 

A nivel macro el tema a mirar del día fue la decisión de la Fed, que mantuvo sin cambios sus tasas de interés, pese a los reclamos de Donald Trump para que las baje. Tras aumentar cuatro veces las tasas de interés en el último año, la Fed decidió por unanimidad mantenerlas en el actual rango de entre 2,25% y 2,50%, según el comunicado que cerró dos días de discusiones de su comité de política monetaria.

 

Pese a este movimiento, con feriado en casi todos los mercados, el dólar siguió firme a nivel global: subió 0,3% contra el euro y el peso mexicano mientras que avanzó 0,1% contra la libra.

 

En cuanto a negocios con acciones, hubo bajas del 0,5% al 0,8% en los índices de la Bolsa de Nueva York mientras que los ADR argentinos estuvieron mixtos: con subas del 1% al 3% para Macro, Galicia, TGS, Irsa P, Francés y Edenor; y bajas del 1,3% al 3,9% para Ternium, Tenaris e Irsa I.

 

Veremos qué apertura muestra hoy la Bolsa porteña, pero hay dos elementos que la pueden potenciar. Por un lado, Argentina fue incluida plenamente en el panel de mercados emergentes, saliendo del todo de países fronterizos, lo cual le dará al país más demanda de parte de fondos de inversión que compran en esa categoría. Y, además, la jueza de primera instancia del Distrito Sur de Nueva York, Loretta Preska, falló a favor del pedido de la República Argentina de suspender el juicio de los denominados casos Petersen y Eaton Park Capital, por la nacionalización de YPF, hasta tanto la Corte Suprema de Justicia de Estados Unidos se expida sobre la jurisdicción en que deberá dirimirse el reclamo, informaron a Télam fuentes oficiales.

 

Finalmente, mayo se inició con commodities mixtas. El petróleo abrió el mes con una suba del 0,5%, hasta US$ 63,6 por barril. Los metales preciosos estuvieron débiles: el oro bajó 0,2% y la onza de plata cayó 1,5%. Los metales básicos estuvieron mixtos: el aluminio subió 1%, el níquel cedió 0,9% y el cobre cayó 2,9%. En Chicago la soja retrocedió 0,2%, pero el trigo subió 1,6% y el maíz avanzó 1,9%. Al tiempo que el bitcoin subió 0,5%, con debilidad en el resto de las criptomonedas.

Dejá un comentario