El futuro de la carne artificial

23 de mayo, 2019

Un nuevo informe de los analistas de Barclays mide el tamaño del mercado potencial de la carne artificial y hace una comparación interesante con los vehículos eléctricos.

 

“Nuestro trabajo sugiere un tamaño de mercado potencial de US$ 140.000 millones para 2029 a partir de menos de US$ 14.000 millones en la actualidad”, señala el informe.

 

“De hecho, creemos que hay una oportunidad de mercado más grande para la proteína basada en plantas (y quizás incluso en el laboratorio) que la que se defendió para los vehículos eléctricos hace diez años, con un atractivo cada vez mayor en comparación con la gama alta de vehículos eléctricos, y una fuerte clientela de nicho”.

 

Por qué es importante: la carne falsa es una variable climática real, a causa de las grandes emisiones de la industria cárnica, especialmente la carne de res.

 

El futuro de la hamburguesa

 

A principios de mes, McDonald’s se convirtió en la última cadena importante de comida rápida en servir hamburguesas a base de plantas, diciendo que probará el “Big Vegan TS” en Alemania. Para el final del año, estas hamburguesas que no sean de carne estarán en 7.200 Burger King y cientos de otras cadenas de comida rápida que apuestan al auge de las hamburguesas inventadas en el laboratorio.

 

La hamburguesa se remonta a una oleada de inmigrantes alemanes en el siglo XIX. Cuando llegaron a los Estados Unidos, trajeron con ellos una cocina estándar: carne picada en un plato, con salsa. En los EE.UU., se transformó en Hamburg Steak, una porción de carne de buey del tamaño de una albóndiga entre dos rebanadas de pan.

 

El consumo de carne se estrelló junto con la economía de los EE.UU. a partir de 2008, pero se fue recuperando año tras año. Se trata de un fenómeno global: de 2007 a 2017, el mundo consumió un promedio de 1.9% más de carne cada año, informa The Economist.

 

La llegada un tanto discordante de las hamburguesas de carne sintética es parte de una reorganización poco probable de la base cultural del país: existe un posible cambio en los camiones que consumen combustible y los vehículos utilitarios deportivos a los eléctricos silenciosos.

 

En los EE. UU., los periodistas están posicionando la hamburguesa en la larga guerra cultural, con los republicanos colocándose del lado de comer carne y sugiriendo que los demócratas “quieren matar a todas las vacas”. En febrero, Sebastian Gorka , el ex funcionario de la administración de Trump, comparó tales pensamientos con el estalinismo.

 

Controversia sobre el clima

 

Nuevas investigaciones está analizando el impacto de los alimentos en el cambio climático, y están surgiendo soluciones potenciales para reducir el  gas de efecto invernadero que emiten las vacas.

 

Los científicos están de acuerdo en que la temperatura de la Tierra está aumentando a partir de una gran cantidad de actividades humanas. La carne de res, responsable de aproximadamente el 6% de las emisiones de gases de efecto invernadero, es el factor alimentario más importante cuando se trata del cambio climático, según un informe de 2013 de la ONU.

 

Pero el papel emocional y cultural que juega la carne de res en América y Europa también lo pone en la mira de la sociedad de una manera que no lo hacen los combustibles fósiles. Eso hace que sea más difícil convencer a las personas de que coman menos carne que cambiar a energía renovable, dicen los expertos.

 

Se prevé que la demanda mundial de carne de res se duplicará para 2050, impulsada por las poblaciones en auge en China e India, según el Instituto de Recursos Mundiales, un grupo de expertos ambientales.

 

La tendencia más actual para enfrentar este consumo son las hamburguesas con carne de un material vegetal, con la empresa californiana Impossible Foods a la cabeza de los lanzamientos.

 

Sin embargo, también tiene su cuota de controversias, incluida la forma en que su ingrediente principal derivado de las plantas se modifica genéticamente y su contenido nutricional es comparable al de la carne de res real, cancelando cualquier beneficio para la salud.

 

Dejá un comentario