Disney y el aborto

30 de mayo, 2019

El presidente ejecutivo de Disney, Bob Iger, dijo el miércoles a Reuters que sería “muy difícil” para la compañía de medios seguir filmando en el estado de Georgia, en EE.UU., si una nueva ley sobre el aborto entra en vigor porque muchas personas no querrán trabajar bajo esa nueva reglamentación.

 

Disney viene filmando películas muy taquilleras en Georgia como “Black Panther” y “Avengers: Endgame“, y sería un duro golpe para los esfuerzos del estado por crear trabajos en producción de la industria cinematográfica, si el gigante del entretenimiento dejara de filmar allí.

 

El 7 de mayo, el gobernador Republicano de Georgia, Brian P. Kemp, promulgó una ley que prohíbe el aborto después de que un médico pueda detectar un latido fetal: aproximadamente seis semanas de embarazo, antes de que muchas mujeres sepan que están embarazadas. La ley entrará en vigencia el 1 de enero de 2020, si sobrevive a los juicios de la corte.

 

Cuando se le preguntó si Disney seguiría filmando en Georgia, Iger dijo que sería “muy difícil hacerlo” si se implementa la ley del aborto.

 

“Dudo que lo hagamos”, dijo Iger en una entrevista antes de hablar sobre una nueva sección de “Star Wars” en Disneyland. “Creo que muchas personas que trabajan para nosotros no querrán trabajar allí, y tendremos que prestar atención a sus deseos al respecto. En este momento lo estamos observando con mucho cuidado “.

 

Si la ley entra en vigencia, “no veo cómo es práctico para nosotros continuar filmando allí”, agregó. Georgia es uno de los ocho estados en aprobar leyes contra el aborto este año con el propósito de inducir a la Corte Suprema de los EE. UU. a anular el fallo Roe vs. Wade, el caso histórico de 1973 que estableció el derecho de una mujer a interrumpir su embarazo.

 

El estado ofrece un crédito fiscal que atrajo a muchas producciones de cine y televisión. La industria es responsable de más de 92,000 empleos en Georgia, según la Motion Picture Association of America (MPAA), y unas 455 producciones fueron realizadas en Georgia en 2018, según el estado.

 

Algunos actores y productores ya expresaron que ya no trabajarán en Georgia debido a la ley de aborto, pero muchas de las grandes empresas de producción se mantienen en silencio público sobre la nueva ley de aborto.

 

El martes, Netflix dijo que el servicio de transmisión “repensaría” su inversión en producción de cine y televisión en Georgia si la ley entra en vigencia. Mientras tanto, continuará la producción allí por ahora y trabajará con grupos que luchan contra la ley en los tribunales de EE. UU..

 

Dejá un comentario