De perfil bajo, Yadón tenía trayectoria en el sector público y privado

9 de mayo, 2019

ataque Yadón Olivares

Miguel Marcelo Yadón, el asesor de Héctor Olivares asesinado hoy en el ataque que ambos sufrieron en las inmediaciones del Congreso, era ingeniero eléctrico y se desempeñaba como coordinador del Fondo Fiduciario del Transporte Eléctrico Federal (FFTEF) de La Rioja desde noviembre de 2017.

 

Yadón y Olivares se conocían desde la adolescencia y compartían un departamento ubicado a metros del lugar del ataque, en Rivadavia y Paraná, cuando desarrollaban sus actividades en la Ciudad de Buenos Aires, según allegados del legislador radical.

 

Yadón, de 58 años, se desempeñaba como coordinador del FFTEF, una entidad encargada de recibir recursos del sector privado con el objetivo de destinarlos luego a “ampliaciones del sistema”.

 

El funcionario era oriundo de Catamarca, donde está radicado su domicilio oficial y desarrolló toda su carrera. Ocupó varios cargos como funcionario público de jerarquía en el ámbito de los servicios públicos.

 

Desde 2004 hasta el 2007 fue designado subsecretario de Servicios Públicos del gobierno de Catamarca, presidido entonces por el radical Eduardo Brizuela del Moral, donde de desempeñó en el control de las empresas concesionarias de distribución eléctrica y de agua potable.

 

Además, representó a esa provincia con tareas técnicas y de asesoría ante el Consejo Federal de la Energía Eléctrica (CFEE) hasta el año 2011.

 

En los ’90, fue un miembro activo del comité que realizó los estudios preliminares para llevar a cabo las privatizaciones del sector eléctrico en Catamarca.

 

Durante parte del gobierno de Cristina Fernández y de la administración de Mauricio Macri integró el sector de compras de la empresa Fábrica Argentina de Aviones (FADEA).

 

En el ámbito privado, en tanto, tuvo un paso por la actividad minera y alimenticia, principalmente en las empresas Hipasam e YMAD SA y las firmas Camino y Jman SA.

 

Dejá un comentario