Tras un sinuoso derrotero judicial, Cristina irá al banquillo

20 de mayo, 2019

Cristina

Cristina Kirchner llegará a su primer juicio oral por corrupción con la campaña ya lanzada, aunque con la sorpresa de que no será candidata a presidenta. Lo hará tras una extensa serie de recursos presentados por su defensa en la causa Vialidad, con los que buscó demorar el arranque del juicio, algo que finalmente ocurrió por el fallecimiento de uno de los jueces, y después de la tensión impuesta por la Corte Suprema. Mañana estará en el banquillo de los acusados cuando, a las 12, en la sala AMIA de los tribunales federales de Comodoro Py, se inicie el juicio en el que se la juzgará por asociación ilícita y administración fraudulenta.

 

El punto inicial de esta causa es una denuncia de Javier Iguacel realizada hace tres años, cuando el exfuncionario era el titular de Vialidad Nacional. Pero la causa pasó por varios recursos que la demoraron desde que, a principios de septiembre del año pasado, se envió a juicio oral.

 

La fecha original establecida para el inicio del proceso oral era el 26 de febrero. Circunstancias de fuerza mayor la demoraron e, y en ese lapso se multiplicaron los rechazos a recursos de la defensa de Cristina.

 

Una estrategia de la defensa fue pedir que se audite toda la obra pública de los doce años del período kirchnerista.

 

El 25 de octubre de 2018, la Sala IV de la Cámara de Casación Penal rechazó recursos de Cristina y de Julio De Vido (otro de los acusados), que pedían que se realizaran más medidas de prueba en la causa. Una estrategia de la defensa fue solicitar que se audite toda la obra pública otorgada en los doce años del período kirchnerista. En la causa Vialidad se analizaron 52 contratos para obras en la provincia de Santa Cruz, que habrían sido direccionados siempre hacia empresas de Lázaro Báez. En el juicio se determinará si hubo sobreprecios.

 

El abogado de Cristina, Carlos Beraldi, apostó por distintos recursos. En febrero, pidió trasladar el juicio a Santa Cruz y posponer la fecha de arranque hasta terminar pericias complementarias. Buscó la nulidad del juicio. Su recurso fue rechazado el 11 de febrero.

 

El comienzo se retrasó igual. El 18 de febrero se reprogramó para el 21 de mayo, por problemas de salud del juez Jorge Tassara, que falleció en marzo y eso abrió la elección de un reemplazante. La elegida fue la jueza Adriana Pallioti, que se excusó por exceso de trabajo y quedó en su lugar Andrés Basso. El tribunal lo completan Rodrigo Giménez Uriburu y Jorge Gorini. Pallioti será jueza suplente.

 

El jueves, la Corte ensayó una justificación y confirmó el juicio. El viernes, devolvió el expediente al TOF Nº 2.

 

El 2 de mayo hubo otro rechazo para un recurso de Cristina, que había pedido que intervenga en las decisiones la sala I de Casación, en lugar de la sala IV. Los camaristas Gustavo Hornos, Mariano Borinsky y Javier Carbajo se pronunciaron en contra.

 

El 8 de mayo llegó otro revés para Cristina. Hornos, Borinsky, y Carbajo rechazaron el pedido de su defensa de caducidad de la acción civil iniciada por la Dirección Nacional de Vialidad.

 

La semana pasada el foco estuvo en la Corte. El martes, pidió el expediente para evaluar los pedidos de los imputados que habían sido rechazados. Eso generó especulaciones de una suspensión del juicio. El jueves, la Corte ensayó una justificación y confirmó el juicio. El viernes, devolvió el expediente al TOF Nº 2.

 

El proceso comenzará mañana, a las 12, y uno de los abogados de Cristina, Gregorio Dalbón, dijo que la precandidata a vicepresidenta estará en la sala. Habrá audiencias todos los lunes y declararán unos 160 testigos.

Dejá un comentario