Ruta del dinero K: rematan al mejor postor autos y aviones de Lázaro Báez

20 de mayo, 2019

Tras los múltiples allanamientos realizados en abril de 2016, por orden del juez Sebastián Casanello, en los domicilios de Lázaro Báez, según las declaraciones del testigo arrepentido Leonardo Fariña, se logró incautar una colección de autos ecléctica y de lujo, además de aviones de uso privado.

 

Los autos y aviones del empresario patagónico que supo concentrar la obra pública durante los 12 años del kirchnerismo en el poder, serán rematados entre mañana y el mes próximo, con precios base entre 19 mil y 41 mil dólares, y la recaudación irá a una cuenta judicial en el Banco de la Nación Argentina hasta que haya sentencia firme o que la Justicia determine un destino para el dinero.

 

El remate de los autos será este martes 21 de junio, dos horas antes de que se inicie el juicio oral en la sala AMIA por el presunto direccionamiento de la obra pública en Santa Cruz, en el que serán juzgado Báez y la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, entre otros once imputados y por donde pasarán 160 testigos.

 

 

El Juzgado Nacional de Primera Instancia en lo Comercial 28, comunicó el anuncio en el Boletín Oficial que en el marco de la causa de la quiebra de la compañía Austral Construcciones pone a la venta un inmueble ubicado en el kilómetro 2.605,50 de la Ruta 3, en la Ciudad de Río Gallegos, Santa Cruz.

 

El martillero Guillermo Riguera rematará esa propiedad el 21 de junio de 2019 a las 10:00, en la Dirección de Subastas Judiciales, ubicada en la calle Jean Jaures Nº545, de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

 

Asimismo, Riguera rematará automotores de la empresa quebrada, perteneciente a Lázaro Báez y su familia. Estos coches están en la actualidad ubicados en Aeropuerto de Río Gallegos.

 

Se trata de un Audi modelo RS5 4.2 FSI Quattro coupé, año 2013, con un piso que arranca en US$ 41.000; también hay un Porsche Cayenne turbo, año 2011, con base en US$ 38.000.

 

 

La lista continúa con un Ford modelo F-250 King Ranch turbo, año 2007, con precio base en US$ 24.000. Y por último un Land Rover modelo Defender 110 SW 2.4 S, año 2008, con precio base de remate en US$ 19.000.

 

La Justicia precisó que las unidades evidencian “muy buen estado de conservación exterior” con detalles de pintura y en los parabrisas; las baterías se encuentran descargadas por el paso del tiempo.

 

El remate será “en dólar billete, al contado, al mejor postor. IVA no incluido en el precio, y en caso de corresponder a cargo del adquirente, al igual que los gastos por el traslado y/o cambio de radicación”, dice el edicto publicado en el Boletín Oficial. Los vehículos se exhibirán el 18 de junio de 10 a 12 y de 15 a 17 en el Aeropuerto de Río Gallegos.

 

 

Se espera que en una segunda subasta salgan también a la venta los otros vehículos incautados en Santa Cruz, entre los que hay un Dodge Polara GTX V8 naranja, una Ford F-150 Harley Davidson y hasta un Fiat 128 pintado de rosa.

 

Aviones

 

 

En tanto, los dos aviones decomisados a Lázaro Báez, que permanece detenido en la cárcel federal de Ezeiza, serían rematados el mes próximo y el dinero recaudado también será depositado en una caja de ahorros en dólares en el Banco Nación denominada “Causa Báez”, bajo tutela judicial.

 

Las aeronaves son un Learjet, que cuesta unos US$ 575.000, y un Gulfstream, valuado en US$ 786.300.

 

El remate fue confirmado a la agencia Télam por el presidente de la Agencia de Administración de Bienes del Estado (AABE), Ramón Lanús, quien agregó que pasó de 20.000 a 70.000 la cifra de inmuebles estatales recuperados y que el alquiler de parte de ellos aumentó 5.000 por ciento, de 15 millones a 900 millones de pesos.

 

Según dijo Lanús, la AABE fue encargada de la realización del proceso online de la subasta. “Estimamos que la subasta se concretará en el mes de junio”, sostuvo el funcionario.

 

Al ser consultado sobre cuál será el destino de los fondos, Lanús respondió que ambas aeronaves se destinaron en principio al Ministerio de Seguridad de la Nación para traslado de policías en allanamientos o para detenidos, pero fueron devueltas a la Justicia porque sus operaciones y mantenimiento tenían un costo muy alto.

 

“Lo trascendente es que estos bienes de la corrupción vuelven a la sociedad. Sucede que si no, la ciudadanía pierde dos veces: por el robo y porque se destinan fondos del Estado a cuidar los bienes de los corruptos y narcotraficantes”, dijo Lanús.

 

Los aviones están en el aeropuerto de San Fernando sin operar por problemas técnicos y las reparaciones costarían unos US$ 347.000. “Por eso el mecanismo de subastas inmediatas es ágil y eficiente. Es, en definitiva, una puerta abierta por los esfuerzos de esta gestión para la extinción de dominio”, completó Lanús.

Dejá un comentario