Córdoba: una elección clave para ordenar el tablero nacional

8 de mayo, 2019

Schiaretti Macri

El domingo la provincia de Córdoba elegirá autoridades y todo apunta a un amplio triunfo del oficialismo local que gobierna desde 1999. Juan Schiaretti, que en esta oportunidad lleva como compañero de fórmula a Manuel Calvo, lograría ser reelecto.

 

Con el segundo padrón electoral más grande del país y con una influencia determinante en la región centro y noroeste, tanto por su volumen demográfico como económico, la provincia mediterránea será el punto de inflexión a partir del cual comenzarán a acelerarse las decisiones en materia electoral.

 

El frente electoral que lleva como candidato a Schiaretti, Hacemos por Córdoba, se encamina a gobernar la provincia por cuatro años más, y en la previa algunos sondeos lo ubican en torno al 50% de los votos.

 

En el peronismo, esperan los resultados de Córdoba para empezar a ordenar el tablero nacional, con Schiaretti como arbitro.

 

Muy atrás quedan las dos candidaturas ligadas al oficialismo nacional que competirán por el segundo lugar. La incapacidad de la Casa Rosada a la hora de unificar una estrategia en el distrito que le dio el triunfo a Mauricio Macri en el balotaje de 2015, quedó expuesta de la peor manera.

 

Por un lado el titular del interbloque de Cambiemos en Diputados, Mario Negri, acompañado por Héctor Baldassi, son la fórmula bendecida por la Casa Rosada. . En las últimas semanas, Elisa Carrió y María Eugenia Vidal fueron dos de las figuras de Cambiemos que viajaron hasta Córdoba para acompañar a Negri en la campaña. El miércoles estuvo Gerardo Morales, brindando apoyo.

 

Por otro lado, el jefe comunal de Córdoba capital, Ramón Mestre, que alberga el 40% del padrón provincial competirá con la histórica lista 3, conformando el frente Córdoba Más Fuerte. Carlos Brinner, intendente de Bell Ville, es su vice.

 

La principal incógnita estará centrada en la capital. Tras ocho años de administración, Mestre no logró imponer un sucesor natural, dato al que se le suma la fractura de Cambiemos. La división en la alianza entre la UCR, el PRO y la Coalición Cívica le abre la puerta al oficialismo local que lleva como candidato al diputado Martín Llaryora, hombre de confianza de Schiaretti, quien podría dar el batacazo. De ganar en la ciudad, Llaryora quedaría además como el natural sucesor de Schiaretti para 2023.

 

Por su parte, el espacio de Negri lleva al exembajador Luis Juez como candidato a la intendencia. Juez administró la ciudad en el período 2003-2007 y en el último tiempo ha tenido duras declaraciones contra Llaryora. El sector de Mestre llevo como candidato al joven Rodrigo de Loredo, quien en la previa se ubica en el tercer lugar, si bien no es subestimable la estructura que Mestre le aportará.

 

En el peronismo, esperan los resultados de Córdoba para empezar a ordenar el tablero en el orden nacional. Una sólida victoria por parte del oficialismo local, podría colocar a Schiaretti como el árbitro del armado de Alternativa Federal. En los entorno de Roberto Lavagna, de Sergio Massa y de Juan Manuel Urtubey, esperan los resultados de lo comicios del domingo para acelerar las definiciones.

 

La principal incógnita que deberán despejar los federales, es si habrá PASO entre los presidenciables.

 

Por otro lado, la dura derrota que sufrirá la candidatura de la Casa Rosada sumará tensión en Cambiemos. Hasta ahora, ningún candidato del oficialismo nacional logró ser competitivo en los comicios provinciales, y la preocupación por el proceso electoral nacional se hará sentir en la próxima Convención Nacional de la UCR.

Dejá un comentario