Cambiemos sin sello ni candidato fueguino

3 de mayo, 2019

Macri Bertone

Finalizó anoche el plazo para la integración de listas en Tierra del Fuego para disputar la gobernación y Casa Rosada no pudo cerrar los acuerdos necesarios para tener candidatos propios en la disputa por el principal cargo de la provincia. De esta forma, sólo dos fórmulas competirán por la gobernación: la que encabezan la gobernadora Rosana Bertone y el intendente de la ciudad de Río Grande, Gustavo Melella. Las elecciones generales serán el 16 de junio.

 

Bertone buscará su reelección desde “Unidad Fueguina”, en una coalición que integran los partidos Justicialista, Unidad Ciudadana, de la Victoria, Encuentro Popular, Intransigente, Movimiento Solidario Independiente y el Frente Hacer y que tiene el visto bueno de Cristina Kirchner. En este frente, además, el intendente de Ushuaia Walter Vuoto también aspira a un nuevo mandato, mientras que el diputado nacional Martín Pérez será candidato en Río Grande, la segunda ciudad de la provincia.

 

Bertone buscará su reelección por medio de Unidad Fueguina, una coalición que tiene el visto bueno de Cristina Kirchner.

 

El único rival será Melella, un radical K que lidera el partido Forja y que estará acompañado por el Movimiento Popular Fueguino. La actual legisladora por este espacioMónica Urquiza, será su compañera de fórmula. Se especulaba con la posibilidad de que el exgobernador José Estabillo fuese el candidato a gobernador por el Movimiento Popular Fueguino, pero fue descartado. A su vez, el apellido Estabillo formó parte de las negociaciones en Ser Fueguino, la alianza entre el PRO y la UCR, que en Tierra del Fuego no lleva el nombre de Cambiemos y que tampoco tendrá candidatos propios en la principal categoría en competencia.

 

Ser Fueguino se había quedado sin postulantes luego de la renuncia de los principales referentes de los dos espacios. Héctor Stefani, diputado nacional y líder del PRO en la provincia, competirá por la intendencia de Ushuaia contra el candidato de La Cámpora. Mientras que el exintendente Federico Sciurano buscará ser electo en un cargo legislativo. La dificultad de ampliar los acuerdos (por caso, la Coalición Cívica presentará candidatos propios) y el nivel de rechazo que tiene el sello Cambiemos en la provincia, fueron condiciones adversas para que Ser fueguino terminara desistiendo de participar.

 

De las cinco alianzas presentadas originalmente, solo cuatro consiguieron la oficialización, ya que el Frente Vamos conformado por el Partido Social Patagónico, que preside la exgobernadora Fabiana Ríos, Generación para un Encuentro Nacional (GEN) e Instrumento Electoral por la Unidad Popular, fue rechazado por no tener la documentación en regla. Además competirá en diferentes categorías el Frente de Integración Fueguina, sin candidato a gobernador.

 

De la elección participarán 135 mil electores (entre Ushuaia, Río Grande, Tolhuin y la Antártida). Además de la gobernación se pondrán en juego tres intendencias, 15 bancas de la legislatura provincial y 21 bancas de los concejos deliberantes.

Dejá un comentario