Boca rompería vínculo histórico con Nike mientras River negocia con China

29 de mayo, 2019

Boca y Nike llevan 23 años juntos en una relación inalterable, que coincidió con la mayor gloria internacional en la historia del club. El vínculo se estableció en 1996, en el inicio de la presidencia de Mauricio Macri, y se mantiene intacta hasta estos días, donde podrían correr tiempos de cambio.

 

El club emitió hoy un comunicado oficial en donde deja en claro que abrirá la convocatoria a empresas de indumentaria deportiva para el patrocinio del club, con rumores que lo acercan a Adidas, Puma y Under Armour.

 

El acuerdo comercial con Nike se extiende hasta el último día de este año con ingresos percibidos que rondan los US$ 8 millones por año (si se dividen los US$ 56 millones que pagó la empresa en el 2012 para quedarse con el club hasta 2020) y en la Ribera empezaron a considerar la posibilidad de un cambio de proveedor de indumentaria.

 

 

“Buscaremos opciones”, confirmaron recientemente desde la dirigencia pero también puede tratarse de una estrategia del club para renegociar con Nike una renovación con mayores beneficios. Si Nike iguala cualquier otra oferta que pudiese aparecer en una licitación internacional, entonces tendrá el derecho a continuar con la confección de la ropa deportiva xeneize sin posibilidad de objeción por parte del club.

 

En el comunicado oficial informan “que en el día de la fecha ha convocado a empresas de indumentaria deportiva de primer nivel, con capacidad de abastecer tanto al mercado interno como al externo, a iniciar conversaciones para avanzar en un eventual acuerdo de patrocinio y sponsoreo de distintas disciplinas del club. Luego de analizar dichas alternativas, el club podrá invitar a ofertar a aquellas empresas que por su capacidad y trayectoria, hayan demostrado los antecedentes necesarios para garantizar las prestaciones requeridas”.

 

El sitio Marca de Gol, especializado en marketing deportivo, recordó como en la víspera de un proceso de negociación, Daniel Angelici, presidente del club, dio una entrevista en Mar del Plata con una remera azul y amarilla pero de marca Adidas y luego de eso se firmó un nuevo acuerdo (el que se mantiene actualmente vigente) muy favorable para la institución.

 

Más allá de las ventas masivas, el largo vínculo de Boca y Nike incluyó modelos que fueron muy cuestionados. Primero hubo dilemas por incluir el color blanco en dos finas líneas y después cuando la franja amarilla fue ancha como nunca antes. Y hubo camisetas por demás llamativas: rosa, violeta, a bastones negros y blancos, azul con una cruz amarilla similar a la bandera de Suecia y hasta un verano se vistió con el diseño de su clásico rival al rememorar una camiseta histórica de fondo azul y una banda en diagonal amarilla.

 

River entre Turquía y China

 

El vínculo entre Adidas y River no es histórico, es legendario: nació hace 36 años. Adidas le abona a River US$ 10 millones por año, en un contrato que será renegociado recién en 2021. Pero el debate es en torno al sponsor central de la camiseta: River está jugando sin sponsor desde hace casi un año por no haber recibido una oferta que conformara a la directiva.

 

En las últimas horas desde Turquía agitaron el mercado con un supuesto principio de acuerdo entre River y Turkish Airlines, empresa con la que hace tiempo venían negociando. Se avanzó incluso que el arquero uruguayo Fernando Muslera, hace 8 años en Estambul jugando para Galatasaray, arribaría como parte de esta negociación.

 

 

Pero desde la dirigencia encabezada por el presidente Rodolfo D’Onofrio desmintieron esta versión por ser un pase muy caro aunque dicen que, a favor, no ocuparía cupo de extranjero, ya que nació en Buenos Aires y al año de vida cruzó con sus padres a Montevideo.

 

Desde el área de marketing del club siguen trabajando para conseguir un patrocinante.En paralelo a la desmentida turca, afirman que están avanzando en una oferta millonaria con otra empresa, de origen chino.

 

Según publicó Clarín, en días una comitiva dirigencial estará viajando a Beijing para avanzar con las negociaciones. Por el momento, se habla de más de US$ 9 millones por dos años y medio.

 

Dejá un comentario