Avanza el gasoducto desde Vaca Muerta

8 de mayo, 2019

vaca muerta

El secretario de Energía, Gustavo Lopetegui, afirmó ayer que busca tener adjudicado la construcción del gasoducto que une Vaca Muerta con Salliquelo antes del 31 de agosto, a través de la licitación que impulsa el Gobierno.

 

Lopetegui precisó que el proyecto “vale US$ 800 millones”, de los cuales la mitad los puede aportar el Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS), de la Anses. Así lo reveló a la revista Trama

 

Y explicó que el gasoducto “no se construirá todo de una vez”. “Se hará”, adelantó el secretario, “una primera etapa, porque para llenar de gas esa primera etapa se necesitan dos años”.

 

“Si hacemos bien los deberes, el gasoducto tiene que estar adjudicado el 31 de agosto y antes de las elecciones debe empezar a construirse la primera etapa. Con eso y la reelección de nuestro Gobierno, la segunda etapa se hace sola”, proyectó.

 

Por su parte, el secretario afirmó, por otra parte, que el mercado local del petróleo “está mucho más ordenado, mucho más simple”.

 

“El único desafío es político: hay que mantener alineados los precios del mercado interno con lo que vale el Brent (el crudo del Mar del Norte, de referencia para la Argentina), multiplicado por el valor del dólar”, señaló Lopetegui. Agregó que “en un momento como éste, de dificultad para bajar la inflación, es un desafío, pero estamos cerca. Hoy no tenemos los desvíos que hubo en algunos momentos del año pasado”.

 

El gasoducto tendrá un costo de US$ 800 millones, de los cuales la mitad los podría aportar la Anses.

 

Export parity

 

“Desde noviembre, anticipó, cuando se empiece a llenar un barco de light oil para exportar, se termina la discusión de cuanto es el export parity (el precio que un productor obtiene o puede esperar obtener por su producto si se exporta), a partir de que sobra petróleo todos los meses”, dijo el secretario de Energía.

 

Lopetegui afirmó que “hoy conviene exportar todo”, pero admitió que “el problema surge si el Brent y el dólar siguen subiendo, porque de esa forma alimentamos la inflación con el precio de la nafta”.

 

En ese caso, dijo, “lo que podemos hacer es esperar que el Brent no siga subiendo”, a lo que se suma el “colchón” establecido hace un año, cuando el impuesto a los combustibles dejó de ser ad valorem y su peso desde entonces “es bastante menor y estamos bancándolo nosotros”.

 

En cuanto al gas, destacó que “lo que hicimos con Bolivia fue importante. Quitamos la espada de Damocles de 7/8 millones de m3 (de importaciones), nos ahorramos bastante dinero y dejamos el campo clarificado para los próximos dos años”.

 

Y con respecto a las subastas de gas el mecanismo elegido por el Gobierno, según Lopetegui, “fue positivo” y “es probable que hagamos licitaciones mensuales pronto”, ya que “por primera vez, estamos teniendo un precio interno que refleja las condiciones de mercado”.

 

Sobre el programa de reemplazo de importaciones de gas anticipó que “será un éxito” y permitirá que los clientes compren a los productores por cuatro años a precio de GNL menos algo: “si hay competencia de verdad, veremos si ese menos algo es 1% o 10%”, indicó.

Dejá un comentario