Alerta en Benito Juárez y pueblada en Barker ante posible cierre de Loma Negra

9 de mayo, 2019

Loma Negra

El distrito bonaerense de Benito Juárez decretó hoy el estado de alerta social, económico y laboral ante el posible cierre de la cementera Loma Negra. Además, se organizó una pueblada en la localidad de Barker, donde se sitúa la fábrica, por lo que mañana cerrarán las escuelas y comercios en señal de protesta.

 

La medida se acordó en una asamblea popular realizada en las últimas horas en la escuela secundaria Ministro Zarini de Barker, con el fin de visibilizar lo que ocurrirá en esa pequeña localidad si cierra la cementera.

 

El martes, trascendió que la cementera preveía unos 100 despidos, de las 320 personas que actualmente trabajan en la planta, y que si no se alcanza un acuerdo con el gremio el conflicto podría derivar en un cierre definitivo.

 

Ante esa posibilidad, una fuente de la municipalidad de Benito Juárez confirmó a Télam que el intendente del distrito, Julio César Marini, firmó el decreto que pone a todo el partido en estado de “alerta social, económica y laboral hasta el 31 de diciembre”.

 

Según el decreto 644, la medida se dispuso “vista la grave situación que atraviesa Benito Juárez debido a las dificultades que viven nuestros convecinos de Barker con el conflicto con la cementera Loma Negra y la ciudad cabecera con el cierre de la ex Fábrica Charrúa”.

 

Destaca que en Barker, “la mayoría de la población trabaja en actividades relacionadas con la minería tanto en cantera de arcilla como en la fábrica Loma Negra que desde 1956 produce cemento en dicha localidad”.

 

En los fundamentos precisó también que la empresa Loma Negra “manifestó la decisión de reducir drásticamente el personal propio, afectando también seriamente a los trabajadores de empresas tercerizadas, aduciendo que no necesitan en el esquema productivo de la compañía a la planta de Barker”.

 

Y, detalló que la empresa anunció que desde el lunes 13 de mayo sólo se trabajará “con un solo turno, de lunes a viernes de 8 a 16, y el sábado de 4 a 12”, que ofrecerá retiros voluntarios, prejubilaciones y traslados a otras plantas y que “dispondrá la desvinculación por razones económicas de 99 empleados”.

 

Con respecto al cierre definitivo de la ex fábrica textil Charrúa, el decreto destacó que “durante 40 años fue puntal de la economía local, llegando a tener más de 900 empleados y que hoy a merced de las importaciones del rubro textil ha cerrado definitivamente”.

 

Ante este panorama el intendente de Benito Juárez decretó el estado de “alerta social, económica y laboral hasta el 31 de diciembre” y en ese marco anunció que “se priorizará el cumplimiento con los servicios públicos esenciales, los servicios sanitarios y se reformularán partidas presupuestarias destinadas a ayuda social y al otorgamiento de créditos a emprendimientos productivos”.

 

Dejá un comentario