Ahora YPF perforará los pozos más largos

28 de mayo, 2019

YPF energía Pan AMerican Vaca Muerta

Desde hace tiempo YPF lleva adelante una estrategia de optimización de recursos y baja de costos operativos en Vaca Muerta y ahora la petrolera de bandera nacional hará punta con los pozos más extensos de la formación no convencional.

 

Los pozos que tiene proyectados la firma tendrán 4.000 metros de rama lateral, una distancia récord para este tipo de fracturas. Así lo reveló el diario de Río Negro.

 

El vicepresidente de upstream de YPF, Pablo Bizzotto, aseguró que no se trata de pozos exploratorios y que la empresa ya tiene el diseño para trabajarlos. “Uno va a estar en Loma Campana y el otro en Bandurria Sur”, precisó. Los dos tendrán 80 etapas de fractura y el de Bandurria, que opera junto a Schlumberger, ya se comenzó a perforar”, indicó.

 

El costo de perforación de cada pozo ronda los US$ 14 millones.

 

Ambos pozos forman parte del objetivo que tiene la compañía para acelerar los desarrollos de shale oil en los próximos cinco años. Sin embargo, la balanza comenzará a inclinarse a partir de este año, ya que en 2019 el 90% de la actividad de la petrolera estará concentrada en tres bloques de shale oil: Loma Campana, Bandurria Sur, y La Amarga Chica que opera junto con Petronas. “En Loma Campana se podría decir que iniciaremos la fase dos, porque vamos a incrementar el nivel de actividad a cinco equipos”, explicó Bizzotto.

 

También precisó que para noviembre de este año buscarán incrementar producción de Loma Campana en 9.100 barriles diarios y cerrar el año con casi 50.000.

 

La producción esperada

 

Para el mismo período la compañía busca duplicar la producción actual de La Amarga Chica y llevarla de los casi 10.000 barriles de petróleo por día que aporta hoy a 20.000. El plan para Bandurria Sur es el mismo, para diciembre quieren incrementar la producción de 5 mil barriles día a 10.300. En concreto, tienen previsto cerrar el año con 18 equipos de perforación activos en toda la Cuenca Neuquina.

 

“El desafío que tenemos nosotros es lograr replicar el modelo de fábrica que hemos logrado en Loma Campana en otros lugares para lograr la misma eficiencia”, remarcó Bizzotto.

 

Para cumplir con estos planes la petrolera planea cerrar el año con US$ 2.053 millones invertidos, de los cuales US$ 489 millones serán destinados a infraestructura y US$ 1.555 para perforación.

 

De esta forma, la inversión proyectada superaría los US$ 1.981 millones que se invirtieron en 2014 y estaría cerca de la suma más alta de la empresa que fue de US$ 2.109 millones en 2015. A diciembre de este año, YPF planea llevar invertido junto a sus socias. US$ $10.897 millones en Vaca Muerta.

 

De la suma destinada para nueva infraestructura, antes de fin de año quieren ampliar la Planta de Tratamiento de Crudo (PTC) en Loma Campana y proyectan incrementar su capacidad de procesamiento a 18 mil metros cúbicos.

 

El desafío que tenemos ahora es logar replicar el modelo de fábrica de Loma Campana en el resto de nuestras áreas en la formación”, destacó Bizzotto.

 

“La misma PTC que tiene Loma Campana hoy la vamos a replicar en Bandurria Sur y en La Amarga Chica durante este año y el próximo. Cada planta va a estar en el orden de US$ 75 millones”, precisó Bizzotto.

 

El recientemente inaugurado oleoducto Loma Campana – Lago Pellegrini también es clave para poder evacuar la producción futura.

 

Hoy la empresa tiene 700 pozos operativos y planea cerrar el año con 120 nuevos pozos perforados. Para 2020 acelerará los bloques Aguada San Roque, que opera Total y Bajada de Añelo que opera Shell.

Dejá un comentario