Viaducto San Martín: se desmontó el Puente de la Reconquista y se abrió Niceto Vega

16 de abril, 2019

Viaducto San Martín

El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, presenció este martes el fin del desmontaje del Puente Juan B. Justo y la reapertura sin barreras de la calle Niceto Vega, en el marco de las obras del Viaducto San Martín.

 

“Estamos transformando la Ciudad de Buenos Aires. Es una de a las obras más emblemáticas que va a beneficiar a muchísimos porteños y a otra gente que entra todos los días a la Ciudad”, dijo Larreta, acompañado por el jefe de Gabinete, Felipe Miguel; el ministro de Desarrollo Urbano y Transporte porteño, Franco Moccia; el secretario de Transporte, Juan José Méndez, y el secretario de Planificación de Transporte de la Nación, Germán Bussi.

 

 

El Jefe de Gobierno aseguró que “ésta es una ciudad más segura al no tener barreras, es una ciudad donde la gente va a ganar mucho tiempo”.

 

A su vez, indicó que “desde el punto de vista urbano también es una mejora enorme al no tener las vías al nivel de la superficie” y señaló que “se han sacado hasta las últimas vigas de lo que fue el puente de Juan B. Justo”.

 

 

“Es un sueño que se va haciendo realidad”, destacó Rodríguez Larreta, y remarcó: “Mucha gente trabaja en las obras de la Ciudad, en este momento del país es muy importante generar trabajo”.

 

Por su parte, Moccia explicó que las barreras en la Ciudad tienen “un impacto muy negativo en el transporte público, en la integración urbana y en la seguridad”.

 

Viaducto San Martín: se desmontó el Puente de la Reconquista y se abrió Niceto Vega

 

“El impacto de esta obra es de más de 600.000 personas: 170.000 toman el tren, más de 250.000 cruzan en colectivo las vías del San Martín y más de 250.000 también la usan en auto”, precisó. En esa línea, Moccia afirmó que “es mejor calidad de vida, más seguridad e integración urbana”.

 

El cierre de la calle Niceto Vega fue necesario para continuar con la construcción del viaducto, una obra que se elevará a lo largo de cinco kilómetros, eliminará 11 barreras y generará 10 cruces seguros, beneficiando a 600.000 vecinos de la Ciudad a lo largo de los barrios de Palermo, Paternal y Chacarita.