Mañana, paro y grieta gremial

29 de abril, 2019

La huelga que mañana paralizará varios servicios esenciales mostrará una vez más la división gremial entre la conducción de la CGT y los sindicatos que la enfrentan, incluidos los enrolados en las distintas vertientes de la CTA. Más allá de alguna tibia confluencia que se dio en la marcha del 4 de abril, la grieta sindical provocará que actividades clave queden paralizadas, por la adhesión de camioneros, bancarios y docentes, entre otros, mientras otras ramas de peso alineadas con la cúpula de la central obrera, entre ellas el transporte por colectivos, trabajarán normalmente.

 

Los gremios que encabezarán con su adhesión la huelga de mañana son los vinculados a Hugo Moyano y son los que dejarán mayores consecuencias en cuanto a paralización de actividades troncales. El de camioneros es el sindicato que liderará la convocatoria. En primera línea, lo acompañará la Asociación Bancaria, liderada por Sergio Palazzo. El bancario y los Moyano son las caras principales de la convocatoria a la huelga, que contará con la adhesión de los gremios de las distintas vertientes de la CTA.

 

“Va a ser un paro muy importante”, anticipó Pablo Moyano, uno de los líderes de la convocatoria a la huelga de mañana

 

Los docentes, con el sindicato bonaerense Suteba como punta de lanza, serán otra pata de importancia en la huelga. También se adherirán la Federación de Educadores Bonaerenses (FEB), los docentes privados nucleados en Sadop y Udocba, el gremio docente alineado con Hugo Moyano, que es el único que a nivel bonaerense no firmó el acuerdo salarial con el gobierno de María Eugenia Vidal. Los universitarios agrupados en la Federación de Docentes de las Universidades Nacionales (Fedun), actualmente en conflicto por salarios, también pararán mañana.

 

Los aeropuertos serán un punto neurálgico del paro, ya que las empresas Aerolíneas Argentinas, Latam, JetSmart, Avianca y Copa Airlines anunciaron la reprogramación de todos sus vuelos de mañana por la adhesión a la medida de fuerza de los sindicatos aeronáuticos.

 

La lista de gremios que serán parte del paro de mañana es larga y, entre otros, la integran los gremios de canillitas, el Smata, los metrodelegados (por lo que no funcionarán subtes ni Premetro), la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), la Asociación Taxista, el gremio de los trabajadores gráficos, Foetra y el Sindicato de Vigilancia Privada.

 

La UTA pidió al Gobierno que se garantice la seguridad de los choferes de colectivos para trabajar el día del paro

 

Las diferencias quedarán patentizadas una vez más en las calles porteñas. Los gremios que convocan harán una concentración en Plaza de Mayo, que incluirá a distintos oradores, pero faltarán los sindicatos alineados con la conducción cegetista de Héctor Daer y Carlos Acuña.

 

En el transporte, no se plegarán los colectiveros (nucleados en la UTA, que también representa a una porción de los trabajadores del subte) ni los ferroviarios (se prevé que se adhiera solo la rama de trabajadores del Ferrocarril Sarmiento que responde a Rubén “Pollo” Sobrero).

 

La UTA pidió, mediante telegramas que envió a la gobernadora Vidal, a los ministros de Seguridad provincial y nacional, y al ministro de Transporte, que se garantice la seguridad de los choferes para trabajar mañana, en medio del paro. La ministra Patricia Bullrich dijo la semana pasada que recibió el telegrama “de colectiveros que quieren trabajar en paz, que no quieren que les rompan los colectivos”, subrayó que no permitirán cortes de autopistas y remató: “Los que pidan protección en nuestro ámbito, la van a tener”.

 

El gremio de sanidad, el de empleados de estaciones de servicio (los dos que lideran los conductores de la CGT), más los sindicatos de comercio, UPCN y Uocra, son algunos de los gremios que no estarán en la protesta.

 

Para sumar caudal y tensión a la jornada de mañana, el Frente de Izquierda y de los Trabajadores (FIT) anunció que también realizará un acto en la Plaza de Mayo, anticipándose un día al Día del Trabajador. Será a las 17, con Nicolás del Caño como orador.

 

Mucha expectativa

 

Los gremios convocantes de la huelga, agrupados en el Fresimona (Frente Sindical para el Modelo Nacional), esperan una adhesión contundente. Así lo dejaron en claro su referentes en distintas declaraciones radiales ayer.

 

“Va a ser un paro muy importante y, más allá de que algunos gremios no adhieran, sus trabajadores van a apoyar. Esperemos que el Gobierno tome nota de ambas jornadas (dijo también por el 1º de Mayo) y que sean un hito en el reclamo del pueblo trabajador”, afirmó Pablo Moyano a Radio 10.

 

“Será una medida con un alto acatamiento y de alto impacto. Es una decisión política que hemos tomado luego del reclamo que le hicimos al consejo directivo de la CGT de convocar a un paro o por lo menos a una discusión para establecer un plan de lucha”, señaló Palazzo, líder bancario, que apuntó con ironía a la conducción de la central obrera: “La CGT tendrá sus necesidades y estrategias, y sus bases que les pedirán no parar. A nosotros nos reclaman medidas contundentes”.

 

A su vez, Plaini, líder de los canillitas, resaltó que “este es el quinto paro general al Gobierno” lo cual, opinó, “no es poco”.

 

Dejá un comentario