Sin alivio: los privados mantienen altas sus proyecciones de inflación

22 de abril, 2019

pesos inflación precios devaluaciones

Tras el dato de inflación de 4,7% de marzo y 11,8% en 90 días, por un lado y el paquete de anuncios del Gobierno, por el otro, la gran pregunta es qué pasará con la inflación hacia adelante. ¿Prevalecerá la dinámica subyacente o los anuncios anclarán las expectativas y ayudarán a moderar la suba de precios en los próximos meses?

 

A priori, abril ya está jugado y, en rigor, Precios Cuidados arranca recién hoy y estará plenamente implementado el 29, es decir, a fin de mes. Según una importante consultora de alta frecuencia, los precios subieron 1,5% en la primera semana del mes en curso, 0,4% en la segunda y también varias empresas remarcaron preventivamente en la tercera. En otras palabras, abril mostrará, una vez más, una inflación alta. Según Ecolatina, será de 3,7% y Elypsis habla de “cerca de 4%”. Menor a la de marzo, por cierto, pero aún muy alta. La gran expectativa es desde mayo.

 

¿La calma otoñal?

 

Una estimación del econometrista Martín G. Rozada muestra que los ítems incluidos en Precios Cuidados son pocos: 60 sobre 32.000 precios que releva el Indec, es decir, menos del 2%.

 

El potencial efecto del programa per se es muy limitado. “Si uno piensa la política de Precios Cuidados como política antiinflacionaria, no ha funcionado hasta ahora porque el acuerdo existe desde que empezó el Gobierno. Y si se incorporan otros 60 productos más es improbable que eso funcione. Si hay algún efecto, va a ser poco”, explicó Rozada en diálogo con Infobae. No obstante, indicó que “es un alivio para la gente de menores ingresos, que puede comprar esos productos”. Coincidió con él Alberto Cavallo, hijo del exministro Domingo Felipe Cavallo, vía Twitter: “Los efectos en la inflación son limitados y temporarios”.

 

Hoy, el Presidente recibirá en la Casa Rosada a empresarios de primera línea cuyos productos están en Precios Cuidados

 

El otro ítem son los regulados (cuyas subas, en su mayoría, ya ocurrieron) y el congelamiento o aplanamiento de las tarifas hacia adelante. “Básicamente, te baja entre 3 y 5 puntos de regulados y también te cancela los efectos de segunda ronda pero, por otro lado, el dato de marzo mostró una inercia alta y por eso nuestra corrección en el neto fue al alza hacia 40,3%”, dice Guido Lorenzo desde LCG. “Que se mantenga dependerá si se logra que el tipo de cambio no tenga grandes fluctuaciones, incluso dentro de la banda”, sostiene Lorenzo ante El Economista.

 

Más visiones

 

“El impacto en la dinámica inflacionaria es muy limitado. Por el lado de las tarifas, no hay grandes novedades y Precios Cuidados son apenas 60 ítems. Diría que, en caso de que funcione y no haya desabastecimiento, ayudará como referencia nominal en algunos precios, pero no más que eso. Por ahora, mantenemos la proyección de 40,5% para 2019 y un abril algo debajo de marzo, pero todavía en 3,5-4%. Una vez que desaparezcan las subas en regulados, vemos una inflación en la zona de 2,5% en promedio, pero eso va a estar muy vinculado con el dólar”, dice Martín Vauthier (Eco Go y UTDT) ante El Economista.

 

En su último reporte, Federico Muñoz sostiene: “Para abril también se espera otro aumento mensual cercano a 4% por culpa de los aumentos de tarifas ya ejecutados y el pass-through de la escalada del tipo de cambio de marzo. Es crítico que, a partir de mayo se perciba una desaceleración sensible del ritmo de aumentos de precios. El riesgo latente es que se instale la idea de que la política monetaria ha perdido toda tracción y control sobre la dinámica de las variables nominales, pues esa constatación probablemente conduciría a un caótico escenario de espiralización”.

 

Muy críticos, desde Proyecto Económico, una usina de ideas que lidera la diputada Fernanda Vallejos, dijeron en un informe: “El tímido intento oficial de mostrar algo de iniciativa para contrarrestar los impactos de su propia política inflacionaria, no sólo llega tarde, en tanto que ya acumulamos más de 170% de inflación, han aumentado en 9 puntos porcentuales la pobreza y recortado sensiblemente el poder adquisitivo de los argentinos (a la mitad, por caso, el de los más pobres), también se contradice con las reglas de política anunciadas hace pocos meses atrás, lo que daña su ya débil credibilidad tras sucesivos anuncios, promesas y previsiones incumplidos, y siembran dudas sobre la efectividad y perdurabilidad del acuerdo y, más aún, sobre que contribuya a una reducción significativa en la inflación, la expectativa que manifestó el Gobierno”, señalaron.

 

Según Gabriel Zelpo (Elypsis), “lo más importante es el congelamiento de los aumento de regulados (porque) lo de Precios Cuidados puede ayudar, pero es marginal”. Según sus números, esperan una inflación de más de 3% para mayo y una acumulada de 38% para 2019, “y con riesgos al alza”.

 

El “billete”

 

Por último, el otro gran enigma (y formador de precios) es el dólar y allí actuó, un día antes que el Gobierno, el BCRA. ¿Cómo? Congelando las bandas en $39,755 y $51,448 hasta el 31 de diciembre con el objetivo de acotar las expectativas de devaluación, un temor que varios tenían a medida que se acercaran las elecciones. Sin embargo, eso no significa que el dólar puede subir hasta el techo de la banda. Por ese mismo motivo, varios economistas (Miguel Kiguel, Eduardo Levy Yeyati y Marcos Buscaglia, entre otros) piden que el BCRA tenga una “caja chica” para batallar contra la volatilidad dentro de la famosa Zona de No Intervención (ZNI).

 

Así, indicó un informe de Invecq, “el BCRA busca reducir la volatilidad de una de las 3 principales variables que mueven al sistema de precios de la economía local: el tipo de cambio”.

 

¿Qué relevancia tiene? “Mantener fijo el límite superior de la ZNI da una perspectiva más clara de cuál puede ser el sendero máximo del dólar, puesto que, por encima de este valor, el BCRA dispondrá un total de ventas diarias de US$ 150 millones, que se suman a la venta los US$ 60 millones diarios, ejecutados por el Ministerio de Hacienda, que durará hasta noviembre. Los futuros de dólar reaccionaron ante estas medidas y retrocedieron cerca de 4% en tan solo una jornada, alcanzando un valor de $58,5 a diciembre de 2019”.

 

Menos que nada

 

Todos los economistas coinciden en que no se trata de un plan antiinflacionario sustentable y que las expectativas, allí, están puestas en la política fiscal y monetaria. Sin embargo, como enfatizó el Gobierno, en el mientras tanto, el paquete de anuncios puede ayudar a moderar algo la inflación en los próximos meses.

 

Eso mismo dijeron desde el Gobierno. En diálogo con TN Central, el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, dijo que a partir “de abril vamos a ver un número menor de inflación que el de marzo y, en mayo, menor que el de abril”.

 

***

Economía & Regiones, muy crítico

 

“En E&R pensamos que las nuevas medidas del Gobierno recién anunciadas no tienen credibilidad, no sólo porque no hay reputación, sino porque los ejecutores son los ‘mismos de siempre’, erran siempre, ni ellos creen en sus medidas y porque, sobre todo, las nuevas políticas son inconsistentes y están mal diseñadas”, dijeron desde Economía & Regiones (E&R), sin medias tintas. “Sin credibilidad y estas políticas mal diseñadas que son más de lo mismo, los agentes económicos continuarán formando expectativas económicas desalineadas con los objetivos de la política económica y el Gobierno. Al no creer en el éxito de las políticas (…), los agentes económicos adoptarán comportamientos defensivos procurando protegerse. Sin reputación, ni credibilidad y con estas medidas de política económica mal diseñadas, la caída de la demanda de dinero se intensificará, las presiones cambiarias resurgirán y la inflación no bajará o se volverá a acelerar más pronto que tarde”, agregan. En términos concretos, “el dólar se dirigirá a la banda de $51,45 más temprano que tarde”. Es más, dice el informe: “La caída de la demanda de dinero y sus negativos sobre las variables económicas, financieras y sociales se intensificarán si el próximo 22 de junio se confirma que la contienda electoral es Mauricio Macri versus Cristina”.

Dejá un comentario